J. Edgar Hoover, un gay dirigiendo el FBI

Director del FBI durante casi medio siglo, es conocido por ser una de las personalidades más influyentes del siglo XX. Rodeado de secretos e intrigas, no pudo evitar que fuese cuestionada su homosexualidad, uno de los pocos secretos que no pudo guardar.

Hoover122/09/2013 - José Luis Villalobos Nacido en Washington en 1895. Inició una brillante carrera en el Departamento de Justicia en 1917; y con tan sólo 29 años, en 1924, el presidente Calvin Coolidge le asigna el cargo para dirigir un nuevo departamento: el FBI (Oficina Federal de Investigación o Federal Bureau of Investigation); heredero del antiguo departamento BOI (Bureau of Investigation), organismo que se consideraba un foco de corrupción.

En poco tiempo Hoover eliminó la corrupción del FBI. Profesionalizó el departamento, orientándolo al trabajo de inteligencia e investigación criminal. Durante la década de los 30 su fama creció liderando la guerra contra los gánsteres en tiempos de la Ley Seca.

J. Edgar tenía una personalidad fuerte y controladora. Era conocido por sus comentarios anticomunistas, antisemitas y también racistas. Éstos últimos le acarrearon problemas al final de su vida, tras el éxito del movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos liderados por Martin Luther King en la década de los 60.

Mantuvo una férrea discreción de su vida privada durante toda su vida. Algunos detalles como los estudios que cursó y su partida de nacimiento tardaron años en ser descubiertos por los periodistas. Hoover siempre estuvo soltero, y desde el inicio de su carrera se le tildó de homosexual.

Tras la Segunda Guerra Mundial se inició el enfrentamiento entre el bloque capitalista liderado por Estados Unidos y el bloque comunista liderado por la Unión Soviética, este periodo es conocido como la Guerra Fría. En los años 50, durante el máximo apogeo de este enfrentamiento, dirigió la búsqueda de comunistas en su país.

Bajo este pretexto, muchos políticos estadounidenses y personalidades relevantes de su tiempo sufrieron una investigación secreta de sus vidas privadas. Se investigó la vida personal y sexual (heterosexual y homosexual) de políticos, empresarios, científicos, actores, cantantes, deportistas... Actualmente, algunos archivos descalificados por el FBI muestran estas investigaciones a famosos como Elvis Presley, John Lennon, Rock Hudson, John y Bob Kennedy o el padre de la bomba atómica Robert Oppenheimer.

Este fuerte espionaje a sus propios ciudadanos, especialmente a sus políticos, hizo que una buena parte de ellos tuvieran miedo de él. Se rumoreaba que conocía los secretos más íntimos de todos, lo que podría resultar un escándalo si veía la luz (eran usados como chantaje).

Por ello, se le acusó siempre de abusar del poder y de la autoridad, influyendo sobre la clase política e incluso sobre el mismo presidente de los Estados Unidos. Estuvo en el cargo durante 48 años, sirviendo a 8 presidentes, ninguno de los cuales logró destituirlo. Era el hombre más poderoso de su tiempo.

Hoover2Tolson y HooverSe le ha ligado a conspiraciones y secretos. Tales como el encubrimiento de la relación que mantuvieron Marilyn Monroe y John F. Kennedy; también de haber intervenido, e incluso dirigido, el asesinato de éste en 1963. Además de otros casos más fantásticos como ocultar contactos con alienígenas.

A pesar de sus intentos por encubrir su vida privada, y especialmente su homosexualidad, es conocida su estrecha relación con Clyde Tolson, director asociado al FBI. Fue uno de sus mayores colaboradores a lo largo de su vida y quien se cree que fue su pareja. Ambos trabajaban juntos durante el día y salían por las noches, incluso se iban de vacaciones juntos. Se les veía habitualmente en actos sociales.

Tras el fallecimiento de Hoover en 1972, Tolson recibió la herencia de éste. También aceptó la bandera sobre el ataúd de Hoover en el funeral de Estado que tuvo. Ni su fiel secretaria durante casi 50 años Helen Gandy, ni Tolson, revelaron nunca detalles de la vida privada. Es más, se sabe que Helen Gandy eliminó varios documentos tras el fallecimiento de Edgar Hoover que presumiblemente eran muy confidenciales.

Actualmente la tumba de Tolson se encuentra a pocos metros de la de Hoover, en el Congressional Cementery de Washington.

Uno de los mejores retratos de su vida privada es la película de Clint Eastwood J. Edgar de 2011, donde se aborda profundamente su biografía y su homosexualidad.

¿Te interesa el contenido?