'El beso de Narciso', la frustración de ser querido solo por la belleza física

Quizá en la obra el autor celebró su relación con su joven amante, Nino Cesarini, un muchachito romano al que conoció cuando tenía 14 años, que trabajaba de albañil, y junto al que viviría durante toda su vida.

beso narcisoPublicada por primera vez en 1907, y ahora por la editorial Amistades Particulares, El beso de Narciso, de Jacques d’Adelswärd-Fersen relata la vida de Myles, un muchacho nacido en Biblos de los amores de una esclava y de un comerciante adinerado, que destacó pronto por su extraordinaria belleza.

Destinado desde niño a ser sacerdote, se ve obligado a dejar el hogar familiar para trasladarse a Antalya en cuyo templo dedicado a Adonis recibirá la formación precisa para ejercer su sacerdocio. Pero todo se trunca, pues Myles huirá del templo y acabará en Atenas convertido en esclavo.

A pesar de ser deseado por todos los que le rodean, el joven será incapaz de devolver ese amor y se dejará amar sin conocer el deseo, pues vive añorando encontrar a un muchacho similar a él, alguien que no se sienta únicamente atraído por su extraordinaria belleza, y con el que regresar a Biblos, su patria.

El escenario clásico, pues se ambienta en una época indeterminada a finales del Periodo Helenístico, así como las referencia a mitos griegos, sirven como escusas para relatar una historia homoerótica –que es, también, una reflexión sobre la belleza juvenil y el deseo no correspondido– que posiblemente no habría podido contarse de otra forma en la época en que fue escrita. Tal vez fue la manera con que el autor celebró su relación –que en el momento de escribirla se encontraba en sus albores– con su joven amante, Nino Cesarini, un muchachito romano al que conoció cuando tenía 14 años y junto al que viviría durante toda su vida.

Cuando se publicó, el crítico literario del Mercure de France diría de ella que “escrita con delicadeza, erudita precisión en los detalles y buscando la descripción acertada del color local, esta pieza de prosa casi merece un premio Goncourt”.

En esta edición, la primera que se realiza en castellano, reproducen, en color, los 18 dibujos con los que se ilustró El beso de Narciso en su edición de 1912, realizados por el amigo de autor Ernest Brisset. Hasta ahora, ninguna obra del barón d’Adelswärd-Fersen había sido publicada en español. "La editorial Amistades Particulares desea comenzar a corregir esta incomprensible e injusta falta", adelanta la editorial en un comunicado.

Sobre el autor

Aristócrata francés, escritor decadente y editor de la prime­ra revista francesa dedicada a un público homosexual, el ba­rón Jacques d’Adel­swärd-Fersen (1880-1923), está considerado como el arquetipo del este­ta-homosexual del cambio de siglo.

Obligado a exiliarse en Capri con solo 23 años debido a los problemas judiciales que tuvo en Francia, donde lo condenaron a seis meses de cárcel por “incitación de menores al libertinaje”, viviría en la isla italiana el resto de su vida, junto a Nino Cesarini, su compañero y amante, al que conoció en una calle de Roma cuando el muchacho tenía 14 años y trabajaba de albañil.

Entregado al opio y a otras adicciones, posiblemente se suicidó en su villa italiana mediante la ingesta de un coctel de cocaína y champán. Roger Peyrefitte noveló su historia en el famoso libro El exiliado de Capri, que consiguió que el barón fuese más conocido por su vida que por su obra, a pesar de ser esta voluminosa e interesante.

loading...
loading...

¿Te interesa el contenido?