'Rompiendo códigos', sobre la vida del científico gay Alan Turing

El libro rompe el silencio sobre la homofobia de la Inglaterra de los cincuenta que sufrió este incasable matemático y científico que hoy pretende reparar el gobierno británico, concediendo el perdón en vez de pedirlo.

rompiendo codigosPudieron ocultar la homosexualidad del matemático Nash (Una mente maravillosa) pero no han podido con Turing, ya que la persecución homófoba en la Inglaterra del momento lo llevó a la castración química y, tal vez, fue el motivo de su hipotético suicidio. Turing había puesto sus ingentes conocimientos al servicio del gobierno inglés contra el nazismo, descifrando claves ocultas, pero como dice Sadie Plant: "Turing no era parte de la maquinaria reproductiva al uso".

Las leyes contra el colectivo LGTB vigentes en Inglaterra supusieron una ordalía que duró hasta el final de sus días. ¿Accidente? ¿Suicidio? ¿Asesinato? Se sigue especulando sobre la manzana mordida (hoy símbolo de Apple) llena de cianuro que se encontró junto al cadáver de este hombre valiente.

Aunque la historia pretenda borrar sus episodios más vergonzosos el caso de Turing sigue siendo emblemático cuando los derechos LGTB son moneda de cambio o peligran todavía en algunos países europeos. La violencia simbólica contra este mago de los 0 y 1 aparece, además de su labor como investigador e informático, bien documentados en el libro de Ágata Timón y Manuel de León Rodríguez que, a diferencia de otros libros recientes sobre Turing, no pasa de puntillas sobre su vida personal y la sociedad en la que desarrollo su labor aunque tampoco profundiza del todo en los aspectos mas espinosos del relato y la historia.

¿Te interesa el contenido?