Yurena: 'Muchos medios de comunicación han intentado matar una parte de mí'

En la casi hora y media que compartimos conversación, descubrimos a una Yurena ilusionada, centrada y madura a pocos días de actuar en el Orgullo LGTB de Madrid.

24/06/2012 - Charly O. S. Más allá del personaje televisivo que crearon los medios hace ya doce años, hay una gran persona con ganas de seguir viviendo de su sueño: la música. Amada por muchos y odiada por los que se han creído ese arquetipo, Yurena sabe lo que es probar el sabor más amargo de las mieles del éxito. Tras estar alejada de los focos, vuelve a la carga con Everynight, un potente tema dance que se puede adquirir en iTunes y con el que recorrerá las discotecas este verano. Su siguiente parada será el Orgullo de Madrid en el que estará actuando el jueves 28 de junio a las 20.15 h en la Plaza de Callao y el sábado 30 de junio a las 23.00 h en la calle Pelayo. Antes, ha sacado un hueco en su apretada agenda para compartir con nuestros lectores sus comienzos, los momentos más especiales de su carrera y los más duros.

Muy pocos conocemos que ya en los noventa grabaste algún disco con tu anterior nombre artístico. ¿Cómo recuerdas esta etapa?

Yo comencé a cantar en el 90. Estuve estudiando clases de canto y yendo a un foniatra para reeducar mi voz durante tres años. En el 91 elegí un repertorio de canciones de Madonna y Alaska, y empecé a actuar en salas. Mi primera actuación fue en Portugalete y la recuerdo como la actuación más especial de mi vida porque era la primera vez que me enfrentaba a un público, que respondió de maravilla. Recuerdo que media hora antes de salir al escenario no me atrevía a salir, y luego, a los cinco minutos ya me había hecho con el escenario. Me tiraron incluso flores, fue precioso. Aquella noche, no pude dormir de la emoción.

¿Cuánto tiempo tuviste que esperar hasta grabar tu primer disco?

Después de aquella actuación, me salieron muchas más. Estuve en Galicia, Girona, Salamanca, Cantabria… Además, aún no tenía representante así que me las buscaba yo sola. En el 93 ya me sentía preparada para tener mis propias canciones e intentar darme a conocer. Mis padres finalmente me apoyaron económicamente para financiar ese disco que grabé en Estudios Norte, en Portugalete. Grabé diez temas con varios compositores y productores que me consiguieron, y entre ellos, ya estaba el famoso A por ti.

¿De este primer disco cuáles son las canciones más especiales para tí?

De los que se rescataron para Superstar me quedo con La Noche, sin duda. De los que no se publicaron, me quedo con No me pidas, que a veces la canto en mis conciertos. En general le tengo un cariño inmenso a los diez temas.

¿Ese disco consiguió abrirte algunas puertas?

Desde el 93 al 98 estuve paseando ese disco por multitud de discográficas en Madrid y Barcelona, visitando emisoras de radio… En las multinacionales nunca me hicieron caso, ya que no tenía ningún padrino ni contactos. Así estuve de aquí para allá hasta que decidí quedarme en Madrid para organizar mejor la búsqueda de mi sueño. Me tomé un plazo de dos años. Si no conseguía en ese tiempo tener un contrato discográfico, volvería a Bilbao a trabajar de profesora de inglés.

Pero conseguiste que se te promocionara en algunos medios, ¿no?

Así es. La primera vez que aparezco en televisión es en el año 1995 en Tele7 de Barakaldo. Me grabaron un videoclip de la canción Volverás a mí, lo emitieron y me hicieron mi primera entrevista. Cuando revisé esa primera intervención, me veo tan inocente, con una alegría en la cara y con tanta fuerza interior, que se me saltan las lágrimas. También estuve en 40 principales y Cadena 100 de Bilbao, Radio 7 de Barakaldo, Canal 33 de Madrid… Mi primera actuación en Madrid fue en el pub Max, en la calle San Francisco de Sales. Mucha gente me tildó como una intrusa y puedo demostrar que llevo viviendo de la música desde los noventa con todos estos documentos, y con recortes de periódicos locales.

¿Te costó acostumbrarte al ritmo frenético de Madrid?

Para nada, desde la primera vez que vine me enamoré de esta ciudad, me dejó ojiplática. Era lo que más deseaba, Santurce se me quedaba pequeño porque mis sueños estaban aquí.

¿Cómo asimilaste que de la noche a la mañana pases a ser el personaje más buscado por las revistas y los programas de televisión?

Sinceramente, no lo asimilé porque no hubo tiempo. La vorágine tremenda en la que me ví envuelta fue en apenas dos meses. Me dí a conocer en el 2000 de dos maneras muy distintas, y una de ellas me pasó factura pero no lo puedo borrar. Lo reconozco ahora, con mi experiencia, pero en aquél momento no estaba preparada ni para lo bueno ni para lo malo.

Lo mejor y lo peor de la fama.

Lo mejor es haber conseguido mi sueño. Nunca pude imaginar llegar a ser conocida a nivel nacional con mis canciones. La parte negativa, el linchamiento al que me han sometido públicamente llevándome al ridículo y al esperpento. Nadie merece ser tratado así. No he cometido ningún crimen, solo luchar por mis sueños, pero llegó un punto en el que caí en un agujero del que no podía salir y me tuve que apartar para remontar. Creo que mucha gente no hubiera podido resurgir. Me da vergüenza ajena el trato indigno y criminal que se me ha dado sin ninguna justificación. Incluso cuando llegué a querer desaparecer del mapa, también se me ridiculizó y se me acusó de montajista. Nunca se me ha dejado contar toda la verdad porque el personaje que crearon los medios se desmoronaría y quedarían fatal. Es increíble el poder que tienen los medios sobre la gente, para bien y para mal. A unos les encumbran, y a otros nos hunden. Ahora, gracias a estas experiencias, sé por dónde voy y no tengo la inocencia de antes. A veces me he llegado a sentir como si una parte de mi persona hubiera muerto. Es muy triste, pero es la realidad.

¿Cómo surge el lanzamiento a nivel nacional del single A por ti?

En el año 2000, gracias al videoclip de la versión original de A por ti que me graba el programa Mamma Mía, la discográfica Superego se fijó en mí para lanzar el maxi single, con una producción renovada gracias a Spunky, corista de Fangoria.

¿Por qué no se introdujo el No Cambié en solitario?

Ni mi discográfica ni yo queríamos incluir el dúo porque yo ya no quería tener nada que ver con el compositor del tema, pero había una presión popular tremenda y me tuve que conformar. Más tarde, la discográfica Arcade me permitió grabarla en solitario y se incluyó en el recopilatorio Hits 01.

¿Cómo recibiste la noticia de que eras Número 1 en Afyve sin apoyo de las radiofórmulas y de la industria?

De una forma increíble, era todo como un sueño. Sin embargo, a pesar de estar viviendo algo tan bonito no lo pude disfrutar plenamente porque no estaba preparada y por el machaque de los medios. Joaquín Luqui me llamaba cada semana y me decía ¡Tamara, vuelves a ser numero uno esta semana! Ojalá pudiera tener la oportunidad de volver a vivir todo aquello, pero con todo lo que he aprendido. Sería muy distinto. También me planteo que hubiera pasado de haber contado con el respaldo de las radios… eso hubiese sido la octava maravilla del mundo.

En los 40 principales solo te radiaban los domingos por la noche en el programa de Joaquín Luqui, 3, 2 o 1. ¿Te apoyaba mucho?

Sí, me acuerdo. También grabó un videoclip conmigo, pero solo se emitió una vez, misteriosamente se borró del mapa. Guardo muy buen recuerdo de él, comíamos juntos a menudo en el Nebraska de Gran Vía y me alababa como artista. Le tenía mucho cariño, y un profundo respeto.

Boris Izaguirre se postuló como un auténtico defensor del Tamarismo. ¿Guardas relación con él?

Agradezco mucho el apoyo público que me dio Crónicas Marcianas, y Boris Izaguirre en concreto. A día de hoy, ¿dónde está Boris? Yo no lo veo, ni a él ni a otros muchos que me apoyaron en ese momento y cuando empecé a tener problemas, no conté con ellos. La última vez que supe algo de Boris fue en una presentación de uno de sus libros en el Museo Chicote. Yo no estaba invitada pero el equipo de Crónicas me estaba haciendo un reportaje y me dijeron que fuera con ellos. No llegué a entrar puesto que un personaje que me hizo la vida imposible del que no quiero hablar estaba allí. Fue un suceso muy desagradable y nunca he llegado a saber si fue una encerrona o una desafortunada casualidad.

¿Qué paso verdaderamente con el disco Planeta Tamara, en el que incluías una versión del Go West de Pet Shop Boys?

Reconozco que fue un error por mi parte y tuve que pedir perdón a mi discográfica Superego. Mi ambición me pudo y grabé con una discográfica mucho más potente este disco a espaldas del sello que siempre había apostado por mí. Entendí que me había equivocado, pedí perdón y empecé a grabar Superstar, el único álbum completo que se ha comercializado

Un álbum considerado por muchos críticos musicales de la época como el mejor disco de pop español en el 2001. ¿Cómo recuerdas todo el proceso desde elegir los temas, grabarlo, hasta su injusto veto en las tiendas de música?

Es una obra de arte. Estoy muy orgullosa de ese disco, pese a que no pude valorarlo como se merece porque no esta en mi mejor momento anímicamente por todo lo que me estaba cayendo. Estaba sola y muy mal aconsejada. Sin embargo se hizo toda la promoción que se pudo hacer teniendo en cuenta el boicot que sufrí en las tiendas de discos. Era David contra Goliat.

¿Qué supuso para ti que los autores de Bailando, A quién le importa, y Ni tú ni nadie, compusieran para ti?

¡Imagínate! Estar arropada por profesionales a los que yo admiraba desde hace muchos años. Estoy muy orgullosa de haber trabajado con Nacho Canut y Carlos Berlanga. Éste último falleció poco después así que fue su última obra, e incluso me hizo unos coros.

Pensaste que Hotel Glam te ayudaría a la hora de promocionar tu single Yo soy así, y finalmente no fue así. ¿Qué ocurrió?

Efectivamente. Tuve que amenazar a Gestmusic con mi salida del programa para que me dieran una canción en solitario en el disco oficial del programa. Todos iban a tener su canción, menos yo. Al final me dieron A quién le importa, que la iba cantar en un primer momento Jorge Berrocal. Posteriormente a dos concursantes les sacaron single con Vale Music. A mí me derivaron a una más pequeña aunque lo distribuiría la multinacional. Pero me engañaron. Me prometieron un disco completo si vendía 5.000 copias de Yo soy así pero no las pude llegar a vender. Solo pusieron a la venta ¡300 copias! Quién hizo la ley, hizo la trampa.

¿Crees que el tema del nombre artístico Tamara tuvo que ver para que se te cerraran tantas puertas?

Totalmente. Aún hoy tengo que escuchar como siguen diciendo que yo le quité el nombre. Yo si que podría haber demandado cuando ella lanzó su debut, pero no lo hice. Ese nombre lo llevó utilizando desde el año 90. Lo registré en Patentes y Marcas y pagué por él cuando ella aún era una niña y ni siquiera había salido en Lluvia de Estrellas. Así lo demostré con todos los testigos y documentos que aporté en el juicio, el cuál gane en primera instancia. Con una sentencia aplastante. Su discográfica recurrió, y misteriosamente, pese a aportar las mismas pruebas que me habían dado la razón, perdí en Audiencia Provincial y me resigné a quedarme con el nombre que pagué. Si hubiera tenido fuerzas, lo hubiera recurrido al Tribunal Supremo. Estaba destrozada. Yo era solo una hormiguita de una pequeña discográfica contra una multinacional y todo un grupo mediático. Por este tema viene todo el boicot al que me he visto sometida.

Así que los sanbenitos que te han colgado de intrusa en la música, Tamara la mala, era más bien para tapar el problema de fondo.

Pues sí, porque yo nunca he ido de María Callas ni de Mónica Naranjo. ¡Ojalá! Yo no tengo ese chorro de voz. Mi punto fuerte es una voz muy personal que es fácilmente reconocible. Tengo una octava y media de extensión de voz, como la mayoría de los que cantan pop. Pero a ellos no se les crítica. También me critican por hacer playback ¿Acaso lo he inventado yo? las artistas internacionales que cantan en playback cobran 100 euros por entrada y no pasa nada.

¿Qué opinas de Nancys Rubias, el grupo de Mario Vaquerizo?

Siempre declaran abiertamente que cantan en playback en sus conciertos y se les respeta. Me parece estupendo y muy honesto que lo proclamen, y si al público le gusta y lo aplaude, genial. Lo que me parece fatal que a ellos se les respete y a mí se me ponga a caldo.

Estrenaste nombre artístico en 2005 acompañado del maxi single Vuelvo. ¿Por qué no se llegó a lanzar el álbum?

Me volví a chocar contra una pared de hierro. La mayoría de las tiendas de discos pasaron de él y se invirtió un dineral increíble en el proyecto, ya que los músicos eran excelentes con una calidad increíble. La discográfica era muy pequeña y decidimos tirar la toalla. Fue cuando abandoné mis sueños, me aparté de los medios y me embarqué en el local de Glam Street. Pero descubrí que la noche, al contrario de lo que dice mi canción, no era para mí. Al menos no como dueña de un pub nocturno.

Hablemos del presente. ¿Qué te ha hecho volver con tanta fuerza en este 2012?

Todo el tiempo que he estado desconectada y apartada. He hecho mucha introspección. Creo que hablar con uno mismo es la mejor terapia, más que contar con un psicólogo. He valorado todo lo que me ha ocurrido desde la paz, la tranquilidad. Cuando me sentí con fuerzas y renovado por dentro, decidí que quería volver. Mi representante me ha animado bastante y fue el que me puso en contacto con unos productores de Valencia que me han hecho cambiar de estilo y de idioma. Así nació Everynight.

Imagen: Dennys Ricardo¿Qué has sentido al recibir tan buena acogida de Everynight?

Ha sido increíble. Esta vez lo he lanzado directamente en iTunes con dos remixes y las copias de la edición física se regalarán y se sortearán. Un día después de salir a la vente ya estaba en el número uno de electrónica con solo el apoyo de tres actuaciones en televisión y dos reseñas en revistas.

Estamos ansiosos por el estreno del videoclip.

Estamos en ello. Grabamos una actuación en la discoteca gay Deseo54 de Valencia para editarla posteriormente con más tomas, pero un miembro del equipo nos la jugó y colgó la actuación en bruto en Youtube, por lo que ya no tiene sentido. Estamos planeando dónde rodar uno nuevo, será en breve.

¿Hay más temas grabados?

Aún no, pero si que estamos pensando en preparar más. Me gustaría poder decir que habrá álbum pero soy consciente de que la situación actual de la música y los prejuicios que hay en torno a mí como artista me lo va a poner difícil pero no voy a cesar en el intento.

¿Cómo se presenta el verano?

Muy bien, cada vez se están cerrando más cosas. El sábado estuve actuando en La Demence de Mallorca, y esta semana estaré en el Orgullo Gay de Madrid. El jueves 28 de junio actuaré en la plaza de Callao a las 20.15 h, al día siguiente en la misma plaza estaré como invitada en la gala Mister Gay, y el sábado 30 de junio volveré a actuar en la calle Pelayo a partir de las 23.00 h. Después estaré por Valencia y ya se irán anunciando más fechas.

¿Qué supone para ti que hayan contado contigo para las fiestas del Orgullo Gay?

¡Un orgullo! Estoy muy contenta porque me siento muy arropada. Me apetecía mucho participar.

¿Qué es lo que te acerca al colectivo?

Muy buena pregunta, pero no sabría contestar. Quizás tenga una sensibilidad común, mi estilo musical, la estética… yo creo que es un conjunto de cosas. Lo cierto es que hay una química especial entre el público gay y yo desde el principio. De hecho, las dos únicas revistas que han promocionado Everynight han sido Shangay y Odisea.

¿Cómo es un día normal en tu vida?

Pues cuando no estoy de promo y conciertos, hago una vida de lo más normal. Desayuno, me doy una duchita, hago cosas de casa, voy de compras, hago ejercicio, veo series y películas, escucho música, leo y veo los informativos para estar lo más cultivada posible, y sobre todo, me encanta conversar y estar con mis amigos.

¿Cuáles son tus discos favoritos?

La verdad es que aunque hay alguna canción actual que me guste, tiendo mucho a la nostalgia de la música de los 80 y 90.

¿Protagonizarías un reality a lo Alaska & Mario?

Sí, por supuesto. No me lo han ofrecido pero me encantaría. Sería una gran oportunidad para que se me conociera de verdad. Sería yo, con mi esencia, mi día a día y todo lo que me rodea.

En una encuesta reciente eras una firme candidata a entrar en la próxima edición de Acorralados. ¿Aceptarías?

Hay gente que me está animando a ir. Pero no me veo físicamente fuerte para afrontar ese reto. De todas formas, no me lo han propuesto de momento.

¿Qué diferencia, si es que hay alguna, a Yurena de María del Mar?

No hay ninguna. Yo soy la misma siempre. Muchos artistas se crean un personaje y son distintos en su vida personal. Yo no me he creado esa coraza y por ello he sido también más vulnerable pero también, más auténtica.


Yurena, sin cáscara

Tu palabra favorita. Respeto

¿A qué tienes tendencia? A cuidar mucho mi imagen y mi estética. Soy muy coqueta.

Tu mayor miedo. La soledad no deseada.

Se te pone el corazón en un puño cuando… cuando veo cómo está el mundo y cómo se están perdiendo los valores y el respeto.

¿Qué canción de las tuyas es con la que más disfrutas? ¡Everynight!

En casa, ¿por qué podrían echarte la bronca? Por ser un pelín desordenada.

¿Qué es lo primero que haces al levantarte? Desayunar.

Un sitio al que te hayas prometido no volver. No hay ninguno en concreto.

Lo último que te haya emocionado. Unos videos de gatitos en Youtube.

¿A quién te gustaría ver sin cáscara? A mucha gente.

¿Te interesa el contenido?