Chelo García Cortés: 'La ropa yo la guardo en los armarios, las personas no'

Entre descanso y descanso de publicidad nos iba atendiendo con una amabilidad inconcebible la periodista Chelo García Cortés en el plató de Sálvame, hasta dejarnos a todos sin cáscara al hablarnos sin tapujo alguno.

chelo garcia cortes27/04/2012 - Cristina Robles | Chelo García Cortés, periodista emigrada de Antena 3 a Telecinco y con más fuerza y menos vergüenza que nunca, ha dejado atrás a una Chelo encorsetada para convertirse en una Chelo más divertida y sin sentido del ridículo. La periodista de nacimiento gallego, aunque ahora afincada en Barcelona nos muestra un pedacito de su persona y de cómo una periodista bisexual consigue lo que se propone, dejando claro que las etiquetas no son lo suyo.

¿Cómo surgió la idea de encaminar su carrera de periodista a la prensa del corazón?

Fue por casualidad, y empecé en la radio de Orense porque yo hablaba muy bien castellano y en aquel momento no se podía hablar en gallego. Surgió de casualidad porque me fui a Orense a pasar unos día a casa de mi abuela, ya que aunque naciera allí me he criado en Madrid, y a raíz de esa visita empecé en la radio y estuve dos años en la radio de Orense y me escuchó el director de una emisora de Barcelona y me llevó a Barcelona en el año 1975 y ahí conocí a mucha gente del espectáculo a partir de ese momento empecé en la prensa del corazón y mi primer reportaje lo publiqué en el Hola, luego, fui durante mucho tiempo corresponsal de la revista 10 minutos en Barcelona donde tenía una página que se llamaba por las ramblas. También he pasado 15 años en Lecturas haciendo prensa de corazón, y ahora estoy en Hola y en la televisión.

¿Qué significa para usted la prensa del corazón?

Una cosa es la prensa del corazón escrita y otra cosa es la prensa del corazón en la televisión. Las entrevistas que yo hago en Hola no tienen nada que ver con los programas de corazón que yo hago, ha cambiado por el tiempo y por las necesidades de los medios de comunicación. Antes no había diversidad de canales, ni de revistas y ahora sí, por lo que se vive de la competencia

Ha pasado por las revistas Lecturas, Hola y por programas de corazón de Antena 3 y Telecinco, ¿Con cuál se queda, con la prensa escrita o la televisión?

No puedo dejar ninguno de los medios en los que he trabajado, yo soy una enamorada de la radio y es el medio de comunicación por excelencia y aunque ahora no tengo tiempo siempre estoy dispuesta a estar sentada en un locutorio de radio. La prensa del corazón no la he dejado, ya que sigo haciendo reportajes y la televisión me enamoró hace 15 años y en ella sigo.

¿Considera que algunos personajes se han aprovechado de su posición de periodista para saltar a la televisión?

No, para nada. Con la mayoría de los personajes he crecido, somos paralelos en profesiones, por ejemplo Paloma San Basilio empezaba a cantar y yo empezaba en la prensa, Pablo Abraira, Julio Iglesias, ya estaban, Isabel Pantoja lleva 40 años cantando, Bárbara Rey ya estaba haciendo cine, etc. Los personajes unos son mayores que yo, otros de mi misma edad, otros más jóvenes, pero no considero que me hayan utilizado ni se hayan aprovechado de mí.

¿Cómo ha sido el cambio de una cadena a otra después de tantos años en un mismo programa? ¿Le ha costado adaptarse a los nuevos compañeros?

Estuve 13 años en Antena 3, y no tiene nada que ver con Telecinco puesto que yo en Antena 3 sólo hacía un programa de cuatro horas y media a la semana los viernes y ahora hago en Telecinco cuatro programas a la semana, además, son estilos totalmente distintos. Para mí el paso a Telecinco me ha supuesto aprender una forma nueva de hacer televisión y de alguna manera, aunque reconozco haberlo pasado mal en algunos momentos, he rejuvenecido en muchas cosas.

Con los compañeros voy poco a poco, me llevo bien, comemos alguna vez juntos, y aunque hayamos tenido nuestros más y nuestros menos, ahora no los cambiaría por nada. Somos como una familia que reñimos tanto dentro como fuera del plató, por lo que para mí empiezan a ser ya una familia.

¿Cree que Antena 3 se ha dejado ganar por Telecinco?

Yo creo que Antena 3 ha cogido otro estilo distinto. Antena 3 ha acabado una época, un ciclo y ahora ha decidido centrarse más en los informativos y programas de entretenimiento como son los concursos, aunque yo creo que Antena 3 volverá a hacer prensa del corazón.

En Sálvame os hacen bailar, cantar… ¿Considera que un periodista de la televisión se puede considerar artista?

Cantar no he cantado, ni cantaré. Aquí no lo van a conseguir. Canté en Antena , e hice varias cosas, ya que sólo me atrevo a cantar cuando me disfrazo. Yo, Chelo, soy muy vergonzosa, aunque en Antena 3 sí que canté por Massiel y Betty Missiego pero estaba totalmente caracterizada, incluso hice una serie en la que interpretaba a Carmen Bazán, la madre de Jesulín de Ubrique, pero para hacerlo me tengo que transformar. En cambio en Sálvame el primer día que vine me hicieron bailar el chuminero con Lidia Lozano.

El Sálvame diario ha sido para mí una escuela muy dura, me ha costado adaptarme, porque aquí haces de todo, aparte de hacer periodismo acabas convirtiéndote en un personaje porque hablamos de nosotros mismos, nos cuestionamos… por lo que el periodista acaba convirtiéndose en artista y un personaje del cual se puede decir muchas cosas, ya que vienen al programa y hablan mal de ti o a hablan mal de otras personas. Sálvame es una forma de hacer televisión distinta, pero a mí me ha servido de mucho, a pesar de los meses que he tenido de adaptación ya que yo estaba acostumbrada a un programa de televisión nocturno, sentada en una silla y muy encorsetada, en cambio aquí eres una más de ocho o nueve colaboradores que tienes que estar muy atenta a todo, pero me ha servido para moverme en un plató y perder el sentido del ridículo que yo tenía.

¿Eres rebelde? ¿Le han llegado a catalogar como la oveja negra de los periodistas televisivos?

Yo soy una persona muy rebelde por eso no me importan los retos. Mi trabajo aquí ha sido y sigue siendo un reto. Basta que me quieran imponer algo para que yo si creo en lo contrario haga lo contrario.

No me han catalogado como la oveja negra, yo soy una periodista que cree en lo que hace, aunque me han podido juzgar por eso de que soy amiga de los personajes, pero a mí me da igual, yo sé muy bien quien soy y el periodismo que hago, yo creo en lo que hago y seguiré siendo lo que soy, una periodista.

Siempre ha dejado claro que no le gustan las etiquetas ¿alguna vez se ha sentido etiquetada por ser bisexual?

No. No es que me sienta etiquetada pero sí que es verdad que vivimos en una sociedad en la que todo lo etiquetamos, desde el momento en el que hablamos de una persona que va a salir o sale del armario. La ropa yo la guardo en los armarios, pero las personas no se guardan ya que cada uno es libre de ser lo que quiera ser. Yo estoy en contra de las etiquetas, y cuando me han preguntado he dicho que soy bisexual, porque lo soy y no me tengo que esconder, pero yo, la ropa la dejo en el armario.

Por último, ¿cómo se podría definir a Chelo García Cortés?

Soy una persona que cree en lo que hace y considero que soy amiga de mis amigos, aunque también tengo muchos defectos: soy muy independiente y no me gusta que me atosiguen.

¿Te interesa el contenido?