Marruecos podría ser descartado para albergar el Mundial de Fútbol por sus leyes homofóbicas

Aunque Marruecos se postula para ser sede de la Copa del Mundo en 2026, la FIFA se encuentra evaluando su idoneidad para ser la sede oficial, una posibilidad que estaría en peligro por la consideración de la homosexualidad como delito penal en el país africano.

copa del mundo futbolHace unos días la FIFA anunció que iniciarían el proceso de evaluación de los candidatos para organizar la Copa del Mundo de 2026; la semana anterior estuvieron en México y actualmente se encuentran en Marruecos.

Durante su visita al país africano, repararon en la existencia del artículo 489 del código penal marroquí, el cual establece que los actos sexuales entre personas del mismo sexo sean castigados con penas de entre 6 meses y 3 años de cárcel. Este artículo, no obstante, fue ocultado ante la FIFA en el dossier entregado por la Federación de Fútbol de Marruecos, desdeñando así los estrictos nuevos requisitos para la presentación de las candidaturas.

"El reporte de derechos humanos de Marruecos presentado a la FIFA representa un silencio intencional sobre un tema que Marruecos sabe muy bien que es un delito en su territorio", señaló Ahmed El Haij, presidente de la Asociación Marroquí por los Derechos Humanos, quien añadió que "resulta evidente que si Marruecos es la sede de la Copa del Mundo, las personas LGBT que vengan a ver los partidos sufrirán mucha discriminación. El Estado no podrá protegerlos ni será capaz de prevenir las medidas que podrían ser tomadas contra ellos tanto de parte del Estado como de la sociedad".

En los últimos años la FIFA ha hecho hincapié en la manera en que las violaciones a los derechos humanos pueden impactar sus eventos. Así, la secretaria general de la FIFA, Fatma Samoura, indicó el año pasado que el Mundial debe ser un ambiente libre de “discriminación con base en la orientación sexual”. Esta nueva política empezó a tomar forma después de las numerosas protestas y críticas ante las próximas celebraciones de la Copa del Mundo en Rusia y Catar, países con numerosas leyes contra la homosexualidad.

Bajo los nuevos requisitos antidiscriminación que se apegan a los estatutos de la FIFA y a la Política de Derechos Humanos, uno de los límites que no se pueden cruzar son las" actividades, leyes o políticas antihomosexuales", subrayó Minky Worden, directora de iniciativas globales de Human Rights Watch. "Si Marruecos considera seriamente obtener la sede, necesitaría estar preparado para revocar el artículo del código penal que castiga a las personas por ser homosexual", apostilló.

¿Te interesa el contenido?