El Granada C.F. contra la homofobia

En toda Europa se están celebrando las Semanas de Acción "FARE": 14 días para involucrar a la "gente del fútbol" contra la intolerancia y a favor del respeto a la diversidad en los campos y en las gradas.

fare18/10/2012 Este evento continental alcanza en 2012 su decimotercera edición con la participación de cientos de grupos y asociaciones de más de 40 países, bajo la coordinación de la red "Fútbol Contra el Racismo en Europa" (FARE) y con el apoyo de la UEFA y la Comisión Europea.

En esta ocasión el lema "Gente de fútbol" servirá para combatir la discriminación y "celebrar la contribución que todas las personas realizamos al fútbol, sin importar nuestro lugar de procedencia, nuestros orígenes, color de piel, género u orientación sexual", comenta Alejandro Vico, coordinador provincial de COLEGA-JAÉN.

Durante las 2 semanas que dura está acción europea FARE invita a hinchas, grupos minoritarios y clubes de fútbol a celebrar el poder inclusivo de este deporte, al mismo tiempo que las ligas profesionales más importantes, como la Liga de Campeones y la "Europa League", desarrollarán actividades internacionales contra la discriminación en el fútbol.

La iniciativa también tendrá lugar en Granada

COLEGAS-Granada y el Granada C.F. también se involucrarán en esta iniciativa el 21 de octubre con un partido solidario en el Estadio Nuevo Los Cármenes. En el partido, que dará comienzo a las 18.00h, el Granada C.F. se enfrentará al R. Zaragoza en la 8ª jornada de la liga.

El Granada F.C. proporcionará gratis 20 entradas a estudiantes de ESO que, a lo largo del año pasado, han participado en los talleres en contra de la homofobia.

Al inicio del partido, la asociación granadina desplegará una pancarta e instalará un stand informativo para sensibilizar a los hinchas contra la violencia en el deporte, incluyendo especialmente mensajes sobre la violencia en el lenguaje. Antes de que empiece el partido, el capitán del Granada C.F., Manuel Lucena, y el coordinador provincial de COLEGAS-Granada, se cambiarán la camisetas, como símbolo de inclusión.

A los aficionados se les pretende transmitir la idea de que son los dueños de los campos y por tanto no deberían permitir la intolerancia en sus gradas. "Invitamos a los aficionados a convertirse en agentes activos de igualdad en el campo, no permitiendo insultos, símbolos nazis o violencia en las gradas", comenta Alejandro Vico. Para ello proponen 4 pasos simples: prestar atención a lo que pasa en tu grada, avisar a seguridad ante cualquier indicio de intolerancia, apartarse de los violentos y denunciar cualquier agresión (propia o ajena).

A los directivos y capitanes de los equipos, el colectivo LGBT les propone implementar la guía "Plan de 10 puntos para clubes", con el objetivo de acabar con el racismo y la homofobia en el fútbol. De entre los 10 puntos se pone el énfasis en la adopción de una claúsula anti-DISCRIMINACIÓN y pro-TOLERANCIA en el reglamento de los clubes, a la instrucción a guardas para que impidan el acceso de elementos de extrema-derecha al estadio, a la eliminación inmediata de cualquier pintada discriminatoria y a la promoción de la lucha contra la intolerancia en el estadio con mensajes en el marcador, pidiendo a jugadores y directivos que participen en las campañas...

COLEGAS-Granada quiere premiar a los institutos y al profesorado que permitió realizar en sus centros los talleres en contra de la homofobia y les propone impulsar planes de inclusión de la diversidad y fomento de la tolerancia. Las acciones concretas deberían inicidir al menos en 3 puntos: el uso de un lenguaje incluyente por parte de entrenadores y entrenadoras, quienes nunca deberían asumir que todos sus deportistas son heterosexuales; la beligerancia ante comentarios homófobos contra gays o lesbianas; y el fomento activo del respeto a la diversidad en el propio equipo.

La homofobia en el fútbol

Según describen desde COLEGAS, "la homofobia se transmite y retransmite a diario, vehiculizada por una visión estereotipada de los roles masculinos y femeninos: mientras que algunos entrenadores de fútbol gritan a sus chicos "no seas nenaza, corres como una niña", son los propios compañeros quienes en el entrenamiento se retan con el típtico "maricón el último".

También en las competiciones femeninas no falta quien apostilla "esa chica juega como un marimacho", mientras que se refuerza la idea de que la competitividad implica la agresión al débil. Así se sigue transmitiendo la idea de que son las chicas lesbianas quienes quieren jugar al fútbol y son los chicos gais quienes son débiles y no practican deporte".

 

¿Te interesa el contenido?