Rufino Arco: "Cuando se celebra el Pride se celebra la diversidad y eso incluye al heterosexual"

  • Vicepresidente de la asociación LGTBIpol. Agentes de la autoridad por la diversidad participará activamente en la parte reivindicativa de la marcha del World Pride como policía.
  • Se quedó a las puertas de Mr Gay Pride 2016 España, cuando un Guardia Civil le arrebató el titulo.
  • Policías y guardias civiles desfilarán en el Orgullo de Madrid

Rufino Arco

¿Cómo nace LGTBIpol?

Nuestro presidente, Iván Martínez, se da cuenta de que hay una gran desinformación, que no desinterés, por parte de nuestros compañeros hacia el colectivo. Cuando se pone una denuncia por insultos o ataques homófobos, en ocasiones queda la clara sensación de ser una doble victima; por una parte del atacante y por otra de no haber sido atendido de la manera más eficiente posible.

En España, la Ley de delito de odio nace en 2015; el protocolo, en 2016 y el rectificado, en 2017. No ha dado tiempo suficiente para que el cuerpo de policía sepa aplicar los protocolos correspondientes. Con toda esta información, Iván decide juntar a varias personas, dentro del cuerpo de seguridad, y darles a conocer la variedad que existe en el propio cuerpo. La finalidad es que los compañeros que salgan de la academia tengan la cartilla aprendida con estos temas.

¿Cuántas personas integran la asociación?

Unos 14. En la junta directiva somos cuatro.

¿Todas gays?

Una de las cosas que más nos gusta a la asociación, es que queremos trabajar conjuntamente con los heterosexuales. De hecho tenemos que trabajar conjuntamente. No queremos ser una patrulla gay, o que en cada comisaría haya un agente gay para cubrir esas denuncias. Lo que se pretende es concienciar de las peculiaridades del colectivo LGTBI.

Vuestros compañeros ¿qué opinan?

Muchos de ellos son muy críticos porque consideran que lo que queremos es visibilizar que dentro del cuerpo hay policías gays. Como si eso no se diera por hecho. Como en todas las profesiones del mundo. Nosotros lo que queremos es acercar el colectivo a la policía y viceversa.

¿Dentro del cuerpo hay mucho machismo?

A nivel interno, por mi experiencia, no. Si ha habido algún comentario ha sido anecdótico. Ahora bien, te diré, si me permites mi visión, que los mas jóvenes no tienen ningún problema. Tienen asumido que hay todo tipo de identidad sexual. A las pruebas me remito; he coincidido con muchos gays en otras comisarías y es lo más normal.

Por otro lado esta es una institución antigua en la que hay gente que lleva más de 30 años. Dentro de esa pila de años portando la placa, hay compañeros que pasan del tema, han trabajado mucho la calle y se ve de todo. Están curtidos. Y los más arcaicos lo ven con reticencia, como por ejemplo la entrada de la mujer, pero se van acostumbrando.

¿Os costó mucho convencer a vuestro superiores?

La verdad es que lo hicimos a hurtadillas. No se podía hacer desde dentro porque queríamos incluir a todos los cuerpos de seguridad del Estado. Por eso tenía que ser externo. Cuando mi superior se enteró, me preguntó que por qué no le había dicho nada. Una vez que tuvimos redactado el documento con los estatutos de la asociación, lo llevamos al ministerio para que los aprobaran. Por dos veces nos los rechazaron. Una por defecto de forma y otra por cosas burocráticas. Una de la primeras cosas que hicimos fue dar charlas en los colegios.

¿Esto lo hacéis fuera de vuestro horario laboral?

Correcto. Nos encanta llevar el Cuerpo Nacional de Policía a todos lados. Nos sentimos muy orgullosos de pertenecer a él, por eso no pesa hacerlo fuera de nuestro horario. Lo hacemos con gusto. No somos un sindicato, somos voluntarios. La cuota de inscripción es algo simbólica para los socios.

La finalidad es que los compañeros que salgan de la academia tengan la cartilla aprendida con estos temas (LGTB).

¿Quién puede ser socio?

Están los que nosotros llamamos de número que son solo los que pertenecen a los cuerpos de seguridad del Estado, de cualquier parte pero de esa rama. Esto es así para que no se pierda la esencia de la asociación. Si acogiéramos a todos nos desvincularíamos de la razón de ser de la asociación.

Rufino Arco LGTBIpolEn casos excepcionales sí tenemos la figura de socio simpatizante. Este honor se le concede a los jueces que quieren participar activamente, deportistas relevantes LGTBI, exfuncionarios que quieren ayudar pero no pertenecen al Estado ya. Hay dos tipos de socios, el activo que hace lo mismo que nosotros en cualquier parte de España y los que son simpatizantes.

¿Pasa mucho tiempo desde que nace hasta que se consolida la asociación?

Desde que surge la idea hasta que se hace realidad pasaron unos siete u ocho meses.

Dices que las primeras charlas las disteis en colegios.

Sí, el bullying afecta mucho a los niños LGTBI.

¿Crees que cogen el mensaje cuando te vas por la puerta?

Te sorprendería lo que aceptan los niños de hoy en día la diversidad, a nivel general.

Entonces, ¿por qué hay tanta agresión en los colegios?

Pienso que son zonas muy determinadas o familias muy concretas. El grupo de personas nacido bajo ese seno familiar es en el que hay que fomentar la diversidad. A nivel general, tanto el centro como el alumnado y el profesorado están muy abiertos al tema.

¿Conocéis el perfil del agresor?

Te sorprendería lo que aceptan los niños de hoy en día la diversidad, a nivel general.

La media de edad de un agresor es de 20 años, no es una persona que se haya criado con Franco, y es conservadora. Es gente que no ha interiorizado la tolerancia, la diversidad actual. Date cuenta de que la ley de matrimonio igualitario lleva 10 años en vigor en España. Eso quiere decir que vive en un contexto de tolerancia que no ha asimilado. Ahí falla algún tipo de carencia, y ahí estamos nosotros, por ejemplo, junto con el resto de colectivo LGTBI.

¿Trabajáis conjuntamente con otras asociaciones?

Hemos descubierto que el tema del activismo tiene muchos colores, muchos más que la bandera arcoiris que representa al colectivo. Unos tienden a ser mas afines a alguna rama política, otros más hacia una determinada ideología y así un sinfín. Nosotros lo tuvimos y lo tenemos claro. Ni color político, ni izquierda, ni derecha, centro, arriba o abajo. Luchamos para que la victima tenga la asistencia que se merece.

Eso no quita que si mañana un sindicato nos llama para que le asesoremos en nuestras materia no le apoyemos. O si el PP, que es el partido que está ahora en el gobierno, nos llama para que le apoyemos en una ley beneficiosa para todos, por supuesto que le apoyaremos. Nos gusta la misión.

Actualmente, ¿cuál es vuestra asignatura pendiente?

El mundo transexual. La gran mayoría con los que tratamos es por temas de prostitución. El contacto que tiene el policía de patrullaje suele ser, en la gran mayoría de los casos, transexuales mujeres que ejercen ese tipo de trabajo. Hay que saber distinguir entre quién necesita ayuda debido a que sufre algún tipo de ataque y quien “no cumple las leyes” y hay que arrestarle. Aunque sea la misma persona en distintos casos. En eso estamos.

Y a la hora de encerrar a las personas transexuales en el calabozo, ¿hay protocolos?

Generalmente el ambiente dentro de los calabozos es “aquí estamos todos en la misma mierda”. En el 99 % de los casos se puede separar por género. No pasa como en las películas. Se le confina con su identidad de género, siempre que sea palpable y visible. Igual que en el cacheo.

A una persona trans, ¿quién le cachea?

Siempre se le pregunta y se tiene en cuenta la disponibilidad del servicio.

¿Habéis concienciado a los compañeros para la que se avecina estas semanas con el World Pride 2017?

Hemos hecho una pequeña campaña. Afortunadamente, este año, contamos con todo el apoyo de muchos cuerpos y varias instituciones y gobierno de Madrid. Tendremos un dispositivo especial, al ser un evento descomunal este año. Madrid no se ha visto en otra igual. Nosotros, como asociación, por primera vez en España saldremos en la parte reivindicativa delante de las carrozas. Nos hace mucha ilusión.

¿Cuántos os unís a la marcha?

Unos treinta más o menos, seguro que algunos más. Lo haremos conjuntamente con una asociación que se llama Gaylespol. Es una asociación catalana con más de 10 años de vida formada por policías, mossos d`esquadra, bomberos, guarda urbana, agentes forestales…. Esta asociación nace con el compromiso de visibilizar la diversidad dentro de los cuerpos. Iremos de la mano todos juntos: homosexuales, heterosexuales y bisexuales. Cuando se celebra el Pride se celebra la diversidad y eso incluye al heterosexual.

¿Con qué nos tenemos que quedar que es LGTBIpol?

Un grupo de policías y guardas civiles concienciados con el colectivo LGTBI, con sus circunstancias particulares, conscientes de la victimización que sufren por parte de los grupos mas conservadores de la sociedad.

Queremos ser la cara amable de la policía para un colectivo al que, como es de suponer, pertenecemos. Somos muy protolerancia y protegemos a todo el mundo que lo necesite, eso en las redes sociales se está llevando a cabo muy bien.

Dentro del cuerpo, acercamos el colectivo al cuerpo. Lo que no se conoce no se sabe ni se puede tratar con eficacia. Hay mucha gente desvinculada del mundo LGTBI y se le escapan ciertas cosas. Nosotros charlamos con ellos para ver la mejor forma de tratar con respeto y eficiencia al público LGTBI.

loading...
loading...

¿Te interesa el contenido?