Cifuentes abordará las agresiones homófobas de la Comunidad de Madrid

Ha recordado que el Gobierno regional tramitará una ley contra la discriminación y dará asistencia integral a las víctimas en los juzgados de lo Penal.

Lcifuentes homofobiaa presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha condenado la última agresión homófoba que ha tenido lugar en la Comunidad de Madrid y ha recordado que el Gobierno regional tramitará una ley contra la discriminación y dará asistencia integral a las víctimas en los juzgados de lo Penal.

Tras mantener una reunión con la alcaldesa de Aranjuez, Cristina Moreno, Cifuentes ha recalcado que este tipo de agresiones son "delitos de odio" y deben de ser "tratados como tal" después de que en la madrugada del pasado sábado dos jóvenes de 25 años sufrieran agresiones por su condición sexual entre la confluencia de las madrileñas calles de Alcalá y Gran Vía.

Por ello, la presidenta ha manifestado su "condena unánime" hacia este tipo de agresiones de "odio" y ha añadido que tiene intención de reunirse, en los próximos días, con las asociaciones de colectivos que defienden los derechos homosexuales.

Asimismo, Cifuentes ha informado de la colaboración del Gobierno regional con el Ministerio de Justicia para que se dé una atención "integral" a las víctimas de este colectivo en las Oficinas de asistencia a las víctimas que tiene la Comunidad de Madrid en los juzgados de lo penal de Julián Camarillo y Plaza de Castilla.

Sólo se denuncian dos de cada diez agresiones por orientación sexual

Finalmente, la presidenta ha manifestado una "condena unánime" en la que se suman "todos los madrileños" hacia "este tipo de agresiones que son delitos de odio y tienen que ser tratados como tal, con el agravante que supone este tipo de odio hacia las personas por razón de su religión, raza u orientación sexual", ha asegurado.

Según datos de la Oficina de Atención LGTB de la Comunidad de Madrid, situada en el número 22 de la calle Alcalá, en lo que va de año se han registrado 20 agresiones físicas o verbales a personas de este colectivo. Se trata de ataques de distinta importancia, que no siempre son objeto de denuncia.

Sin embargo, las asociaciones LGTB consideran que en España buena parte de los ataques no llegan a hacerse públicos y que sólo se denuncian dos de cada diez agresiones.

¿Te interesa el contenido?