Un joven trans de 16 años se suicida "ante la desesperanza por tanta pelea y tanta traba"

El joven estaba a la espera de iniciar el tratamiento hormonal con testosterona, pero las demoras y la espera provocaron que "se diera por vencido ante tanta pelea y tanta traba".

La Asociación de Familias de Menores Transexuales-Chrysallis ha dado a conocer el suicidio de un adolescente transexual de 16 años en la vivienda familiar de Ondarroa (Bizkaia) y ha denunciado que "se dio por vencido ante tanta pelea y tanta traba".

Ekai, que el próximo curso hubiera iniciado el bachillerato artístico en la localidad de Durango, estaba a la espera de un tratamiento hormonal con testosterona en el Hospital de Cruces, según ha indicado dicha asociación.

Chrysallis ha destacado que las "demoras" en los tratamientos se suman a otras dificultades que "dejan al límite" a estos jóvenes y, al final, "vence la desesperanza".

El Ayuntamiento del municipio vizcaíno ha expresado su solidaridad a la familia y amigos de Ekai y ha invitado a la ciudadanía a "construir un municipio libre de transfobia".

La organización en defensa de los derechos de la infancia Save the children ha reclamado para estos menores "una protección especial por parte de la Administración" porque son "especialmente vulnerables". En un comunicado, la organización manifiesta su apoyo a la familia y remarca la "necesidad de garantizar la identidad sexual y la no discriminación" de este colectivo: "Se debe garantizar también la igualdad de trato, la no discriminación y su bienestar mental, ya que, de lo contrario, el aislamiento, la incomprensión, el dolor que sufren pueden llevarles a decisiones tan dolorosas" como la tomada por el joven ondarrés.

En un comunicado, dicha organización manifiesta su apoyo a la familia y remarca la "necesidad de garantizar la identidad sexual y la no discriminación" de este colectivo.

¿Te interesa el contenido?