La ley LGTBI valenciana prohibirá las terapias para cambiar la orientación sexual y prevé multas de hasta 45.000 euros

La norma reconoce el derecho a la igualdad y la no discriminación, defiende a las familias "en plural" y considera la diversidad sexual como un valor, con medidas en el ámbito educativo, sanitario y de la seguridad.

El anteproyecto de la Ley Valenciana para la Igualdad de las Personas Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales e Intersexuales (LGTBI) garantizará el derecho a la igualdad real y efectiva de estos colectivos, prohibirá el uso de "métodos, programas o terapias de aversión" destinados a modificar la orientación sexual, identidad o expresión de género de las personas y recogerá multas de hasta 45.000 euros en los casos de incumplimiento de la normativa.

El borrador de la ley, presentado este martes ante entidades y colectivos de personas LGTBI de la Comunitat Valenciana por parte del secretario autonómico de Inclusión, Alberto Ibáñez, reconoce el derecho a la igualdad y la no discriminación, defiende a las familias "en plural" y considera la diversidad sexual como un valor, con medidas en el ámbito educativo, sanitario y de la seguridad.

Entre las novedades de la ley valenciana respecto a las aprobadas por otras comunidades, está el tratamiento a los intersexuales, colectivo al que se dedica un capítulo específico de la ley, que sitúa "a la vanguardia" a la Comunitat Valenciana, y para el cual prevé unidades de referencia que atiendan a estas personas con un itinerario individual de atención sanitaria integral.

La nueva legislación prestará una atención integral real y efectiva a las víctimas de violencia por LGTBIfobia, con un protocolo específico para ello, y establecerá sanciones por incumplimiento de la ley por vulneración de los derechos de estas personas.

¿Te interesa el contenido?