La presidenta de la FELGTB insta a referentes lésbicos a decir "aquí estoy, qué pasa"

"No tenemos referentes políticos ni culturales ni empresariales. No estamos en la cartera de nadie, las mujeres lesbianas no estamos en las prioridades de nadie".

La nueva presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (Felgtb), Uge Sangil, ha lamentado que las lesbianas "no estén en la cartera de nadie" y que no haya "referentes lésbicos", y les ha instado a dar un paso adelante y decir: "aquí estoy, soy lesbiana, qué pasa".

En el Día de la Visibilidad Lésbica, Sangil ha considerado necesario celebrar esta jornada no sólo hoy, sino los 365 días del año y ha reclamado la necesidad de que las homosexuales "no tengan miedo a salir del armario para vivir con plenitud".

"No tenemos referentes políticos ni culturales ni empresariales. No estamos en la cartera de nadie, las mujeres lesbianas no estamos en las prioridades de nadie", ha advertido Sangil tras señalar que sólo tres españolas aparecen en un ránking de mujeres políticas que han manifestado públicamente que son lesbianas.

Por ello, la presidenta de la Felgtb, quien asumió el cargo el pasado 14 de abril, ha pedido "a todas esas mujeres que tienen ciertos cargos, cierta representatividad y cierto poder mediático", que no tengan miedo y salgan del armario.

"Los hombres gais salen a la calle, están ahí y no ocurre nada y nosotras necesitamos que estas personas den un paso adelante, rompan los armarios y digan: 'aquí estoy, soy lesbiana, qué pasa'", ha reafirmado.

Para Sangil, ese miedo básicamente responde al hecho de ser "mujer y lesbiana" lo que provoca una doble discriminación, e incluso triple "si además eres mujer negra y lesbiana o china y lesbiana", ha precisado.

"Hay mucho miedo porque ya la mujer de por sí vivimos en la opresión del patriarcado y de esta sociedad. Imagínate si vives en la diversidad de la sexualidad", ha añadido.

Rechaza que exista un estereotipo de la lesbiana como había "hace muchos años" quizá porque era "nuestra forma de mirarnos y de reconocernos".

Y sostiene que ahora "no hay un clon" y las mujeres lesbianas son cada una a su manera: "Somos mujeres que amamos a mujeres y que intentamos vivir con plenitud nuestra sexualidad".

"Necesitamos salir del armario para vivir con plenitud, dar esa patada y decir aquí estoy yo, soy lesbiana, tal y como soy. Tenemos que perder el miedo, ya está bien", ha aseverado.

Reconoce que los gais sufren discriminación aunque "menos o de otra manera que las mujeres", pero considera que "cuando eres un hombre vives desde el privilegio siempre", como ocurre en el ámbito laboral.

La visibilidad, el techo de cristal o la falta de formación son algunos de los principales problemas que señala Sangil en el ámbito profesional para este colectivo, que "para nada" tiene en cuenta su sexualidad.

"Muchas veces luchas y te reivindicas, pero otras estás cansada y dices no puedo más", reconoce la presidenta de la Felgtb.

Uge Sangil se muestra partidaria de no utilizar ni fomentar cierta terminología para llamar a las lesbianas porque, según ha asegurado, "el lenguaje crea pensamiento y, evidentemente, son insultos".

"Aunque los uses en la intimidad, la palabra bollo y camionero tiene una connotación muy negativa", ha admitido.

En cuanto a su labor al frente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales, Sangil se ha marcado como principal reto la aprobación de la Ley de Igualdad LGTBI.

"Una ley que tiene que llegar ya y con la que podremos celebrar que se nos considere ciudadanía de primera", ha apuntado la presidenta, que también quiere que la federación "siga siendo" referente estatal e internacional.

¿Te interesa el contenido?