El ministro del Interior arremete contra el matrimonio igualitario

  • El ministro ha defendido que el matrimonio entre personas del mismo sexo "no debe tener la misma protección que el 'matrimonio natural'".

  • Las redes sociales se movilizan para pedir firmas en la plataforma Change.org para solicitar la dimisión de Fernández Díaz.

jorge fernandez diaz 203/03/2013 Jorge Fernández Díaz ha defendido que "existen argumentos racionales que dicen que ese matrimonio no debe tener la misma protección por parte de los poderes públicos que el matrimonio natural. La pervivencia de la especie, por ejemplo, no estaría garantizada", ha explicado.

La intervención de Jorge Fernández Díaz se produjo ayer en la primera sesión de los llamados 'Coloquios en la Embajada', organizada por la Embajada de España en el Vaticano, en colaboración con el Pontificio Consejo para la Cultura. Junto a él tomaron parte el cardenal Antonio Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto y el ex primer ministro italiano Giuliano Amato.

Fernández ha reflexionado sobre la presencia de la religión en el espacio público y la defensa de las propias creencias con argumentos racionales, que sirvan también para el que no cree.

El ministro ha enmarcado la cuestión de la libertad religiosa y de la presencia pública de la religión como "un derecho reconocido por la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, y cree que en el diálogo político a veces se olvida esto. En su opinión, es compatible la existencia de estados confesionales con la libertad religiosa, citando el caso de Estados como Malta, católica, Grecia, ortodoxa; o Reino Unido, donde la Reina es cabeza de la Iglesia".

'La coartada de lo políticamente correcto'

"En el siglo XXI, con la coartada de lo políticamente correcto y la coartada de la defensa de la libertad de expresión, no se respeta en muchos ámbitos políticos y judiciales la libertad religiosa. Como botón de muestra está la sentencia que decía que los graves incidentes contra quienes participaban en la JMJ no eran escarnio, sino simples expresiones ingeniosas propias de la libertad de expresión", ha advertido.

Además, ha asegurado que "las vigentes leyes educativas no respetan los acuerdos Iglesia-Estado en cuanto a la asignatura de religión" y que, por eso, entre otras cosas, se está elaborando una reforma. "La religión, según esos Acuerdos, no puede ser considerada una 'maría', y debe tener el mismo rango que otras asignaturas fundamentales", ha declarado.

A su juicio, en España hoy en día no se puede decir que exista persecución religiosa sino "indiferentismo, increencia, pero no persecución". "Otra cosa es la abdicación de las propias creencias. Conozco el Parlamento, y puedo decir que cuando se han aprobado determinadas leyes ha existido abdicación de las propias creencias, o increencia, pero no persecución. Si el 75% de la población española que se declara católica actuase en coherencia, determinadas leyes nunca se habrían aceptado", ha asegurado.

El cardenal español alertó sobre el laicismo: "El problema más radical de nuestra sociedad y de nuestra cultura es el de la negación de Dios y el vivir como si Dios no existiera. Esta negación de Dios lleva a organizar la sociedad prescindiendo de la dignidad de la persona".

La FELGTB pide al Ministro del Interior que abandone su militancia religiosa o que dimita

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales se muestra indignada ante las declaraciones hechas por el Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. La Federación estima que "volver a cuestionar en términos anticientíficos el matrimonio igualitario, votado y apoyado por la inmensa mayoría de los españoles y avalado recientemente por el Tribunal Constitucional, es utilizar su posición de Ministro de toda la ciudadanía para intentar imponer unas ideas reaccionarias y excluyentes".

FELGTB pide al Presidente del Gobierno que exija la dimisión de un Ministro "que es capaz de anteponer sus creencias religiosas a su obligación de gobernar bajo una Constitución y para todas y cada una de las ciudadanas y ciudadanos españoles. Además, sus palabras demuestran un desprecio absoluto de las evidencias científicas, así como de la realidad cotidiana de miles de familias españolas".

Isabel Gómez, vocal de familias de la FELGTB, expresa así su sorpresa: “¿Cuántos años han de pasar hasta que algunos fanáticos se enteren de que las personas LGTB tenemos hijos y que estos hijos han de ser reconocidos y respetados por sus gobernantes? No se puede tolerar que el responsable de Interior desconozca hasta ese punto la sociedad que gobierna”.

La Federación también pide que se aclare si es cierto que la inoportuna reforma educativa que está manteniendo en crisis a todo el sistema educativo se debe a la necesidad de imponer la asignatura de religión católica al alumnado.
“Si, como dice el Ministro, el 75% de españoles que se declaran católicos fueran coherentes con las enseñanzas de Jesucristo, desaparecerían los fanatismos, viviríamos en una sociedad inclusiva y respetuosa, con la religión y el gobierno completamente separados, y, por supuesto, no existirían las desigualdades y las injusticias que ahora se toleran y se fomentan desde el Gobierno”, afirma Aurelio Lepe, coordinador del Área de Asuntos Religiosos, que denuncia la anticristiana apropiación de las creencias religiosas por parte de algunos dirigentes.

Boti García Rodrigo, Presidenta de la FELGTB, pide, indignada, la dimisión del Ministro del Interior: “Con esas palabras, el señor Jorge Fernández Díaz demuestra su incapacidad para comprender una sociedad plural –algo intolerable en un Ministro del Interior–, su escasa inteligencia que no le permite comprender cuestiones básicas de biología, su extremismo religioso, por intentar imponer las ideologías más retrógradas del catolicismo, y su inoportunidad política, por reabrir un debate más que cerrado por la sociedad en plena situación de injustísima crisis económica”.

Las redes sociales también solicitan la dimisión del ministro

A través de la plataforma Change.org, el Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual de Izquierda Unida (ALEAS-IU) ha iniciado una recogida de firmas para pedir la dimisión del ministro Fernández Díaz. Desde ALEAS-IU consideran estas declaraciones como “radicalmente contrarias a la dignidad de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales” y exigen unas “disculpas públicas, sinceras y urgentes” debido a unas declaraciones “rancias, reaccionarias y discriminatorias” que “incitan al odio contra el colectivo LGTBI y sus familias, reforzando así históricas situaciones de desigualdad, estigma y discriminación”.

¿Te interesa el contenido?