Andalucía tampoco discriminará a lesbianas y solteras en la reproducción asistida

La consejera andaluza de Salud y Bienestar Social subraya que el criterio clínico "será de exclusión no de inclusión", a la inversa de lo que plantea el Ministerio de Sanidad.

maria jesus montero27/07/2013 María Jesús Montero, consejera andaluza de Salud y Bienestar Social, ha asegurado este jueves que las mujeres solas y las lesbianas que soliciten someterse a un tratamiento de reproducción asistida podrán acudir a los centros sanitarios públicos de la comunidad "como ya se venía haciendo desde antes de la edición de la nueva cartera de servicios" (fijada en el RDL 16/2012), toda vez que ha asegurado que los criterios clínicos "serán motivo de exclusión y no de inclusión" como plantea el Ministerio de Sanidad a la hora de poder acceder a una de esta técnicas.

Montero, quien ha presentado en Sevilla una guía sobre discapacidad dirigida a profesionales de la comunicación, ha asegurado que desde Andalucía "seguiremos manteniendo la oferta de la cartera de servicios para todas las usuarias y sin discriminación", lo que significa, ha dicho, "que las mujeres que acudan a nuestros centros sanitario y no tengan una contraindicación clínica, es decir, que el tratamiento por ejemplo hormonal que se requiere no le suponga un riesgo para su salud; todas van a poder ser atendidas en nuestros centros sanitarios".

"Y con todas me refiero tanto a las que están en lista de espera como las que en un futuro se puedan incorporar", ha subrayado Montero, al tiempo que ha querido dejar claro que desde el Gobierno andaluz "no vamos a dar ninguna indicación para excluirlas ni para dejar de atenderlas".

"Es decir, que las personas que actualmente vayan se les van a tratar como se venía haciendo antes de la edición de la nueva cartera de servicios; de la misma manera que se venía haciendo", ha insistido Montero, quien ha avisado que esa será "la recomendación y tarea que va a desarrollar el sistema sanitario andaluz para cumplir con lo que entendemos que es la legalidad vigente y, sobre todo, el derecho de igualdad de oportunidades de todas las mujeres ante los servicios sanitarios".

Además, ha aludido a la reciente sentencia del TSJ de Asturias ganada por una lesbiana por un caso del tipo y que, "en términos básicos, dice que cuando el sistema sanitario oferta y ha incorporado una técnica dentro de su cartera de servicios, no puede excluir a ninguna persona de esta relación porque considere que su orientación sexual esté o no dentro de los criterios de indicación".

Al hilo de ello, ha considerado "ridículo" que dicha sentencia "no sea tenida en cuenta por el Ministerio Sanidad", por lo que ha considerado que con esta forma de proceder del departamento de Mato "lo único que me permite afirmar es que hay profundos motivos ideológicos detrás de Sanidad y que los han intentado trasladar como si fuesen criterio clínicos".

¿Te interesa el contenido?