Duran apoya derogar el matrimonio homosexual

El candidato de CiU va más allá que Rajoy y apoya derogar el matrimonio homosexual.-El objetivo del democristiano es taponar fugas por el ala derecha

04/11/2011 - Entre las marcas que Mariano Rajoy aspira a batir el 20 de noviembre está la de situar por primera vez al Partido Popular en segunda posición en unas elecciones generales en Cataluña. Más allá de la importancia estadística, acercarse a este resultado le permitiría afianzar su mayoría absoluta y romper definitivamente el aislamiento en el que ha vivido el PP los últimos ocho años en esta comunidad. De ahí que Rajoy eligiera Cataluña ayer para abrir la campaña. Convergència i Unió mira con pesar la pujanza del PP y teme sufrir un traspié que le haga perder el segundo puesto que, con más o menos comodidad, ha mantenido siempre. Eso explica que en las últimas semanas el candidato nacionalista, Josep Antoni Duran, se haya lanzado a la caza de votos del PP con críticas a los inmigrantes y a los homosexuales. Ayer mismo se mostró partidario de derogar la ley del matrimonio homosexual y sustituirla por una de "uniones civiles".

En Cataluña, mientras que el candidato del PP, Jorge Fernández Díaz, ha moderado su mensaje hasta el extremo de defender la inmersión lingüística en catalán, el candidato nacionalista ha optado por la radicalización. Duran deja a los sectores más nacionalistas de CiU, comenzando por Artur Mas, los mensajes para contentar a su electorado soberanista. Él se dedica, sobre todo, a intentar satisfacer a su electorado fronterizo con el PP: "No hace falta que votéis al PP, ya ganará", les dice cada día a los empresarios.

En cuestiones morales y de derechos civiles, Duran ha cogido carrerilla para desbordar al PP por la derecha. Arrancó la precampaña asegurando que la presencia de inmigrantes en las aulas hace bajar el nivel académico y defendiendo las terapias psiquiátricas para que gais y lesbianas puedan cambiar de orientación sexual. Ayer subió el tono y defendió, directamente, la derogación del matrimonio homosexual y lamentó que en determinadas zonas de Cataluña haya más recién nacidos apodados "Mohamed" que "Jordi".

Las palabras de Duran han tensado las costuras entre su partido, Unió, y los sectores más progresistas de Convergència, que han salido en tromba para desmarcarse. Ayer, en un gesto inusual en una formación de orden como es CiU, un candidato replicó a Duran. "Ni estoy conforme ni estoy contento", dijo Joan M. Miró, representante de la sectorial gay de Convergència y miembro de las listas al Congreso.

Los socialistas catalanes confían en que esto les dé aire en su momento más complicado. La candidata del PSC, Carme Chacón, se ha erigido como defensora de los servicios públicos que CiU y Partido Popular han recortado en Cataluña y promete garantizar derechos civiles como el aborto y los matrimonios homosexuales. Con ello, y con una campaña en la que apenas se verán dirigentes del PSOE, Chacón espera conservar el primer puesto en Cataluña.

Vía El País

¿Te interesa el contenido?