El Ayuntamiento de Málaga exige a la Junta andaluza elaborar un protocolo de atención a menores transexuales en colegios

Se trata de una moción presentada por Izquierda Unida, con la que se muestra también la repulsa de la Corporación municipal a cualquier forma de discriminación motivada por la identidad de género, según ha señalado la portavoz adjunta de la coalición, Antonia Morillas.

Los grupos políticos del Ayuntamiento de Málaga, PP, PSOE e IU, han aprobado este lunes por unanimidad en la Comisión de Pleno de Derechos Sociales instar a la Junta de Andalucía a que adopte con prontitud un protocolo de atención a menores transexuales en centros educativos. De igual modo, han acordado que, mediante sus órganos de participación y dentro de sus posibilidades, el Consistorio colabore en la elaboración y aplicación de esas medidas.

Todo ello después de los problemas de integración y respeto de la identidad de género de menores transexuales que se han dado en varios colegios de Andalucía, especialmente en el caso de Gabi, que, finalmente, fue cambiada de centro por su familia al no acatar el San Patricio, gestionado por la Fundación Diocesana de Enseñanza Santa María de la Victoria, que depende del Obispado de Málaga, las recomendaciones de la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte, especialmente las relativas al uniforme.

La familia de Gabi ha presentado una querella contra la directora del colegio San Patricio, como responsable del mismo, y contra el obispo de Málaga, en su calidad de presidente de la Fundación Diocesana Santa María de la Victoria, al entender que se ha cometido un delito de denegación de la prestación de servicio público por motivo discriminatorio.

Pese al anuncio de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de que, ante la actitud del colegio San Patricio, iba a iniciar el expediente para retirarle el concierto educativo, el pasado 10 de marzo se decidió mantenerlo, aunque sí se estableció un apercibimiento.

¿Te interesa el contenido?