Especial 20N: Carla Antonelli y Andrés Perelló, PSOE

La diputada transexual en la Asamblea de Madrid y el eurodiputado, ambos del PSOE, hablan a Cáscara Amarga sobre la situación del colectivo LGTB de cara a las elecciones del 20 de noviembre.

carla, antonelli, psoeCarla Antonelli

16/11/2011 - Ángel Ramos | ¿Qué se siente al ser diputada por Madrid y poder defender tus ideas en el parlamento autonómico?

Es un sueño, aunque la verdad no es algo que fuera previsto ni fuera una meta llegar a un parlamento. Si es verdad que siempre pensé que nuestros derechos y nuestras reivindicaciones tenían que saltar de la calle a un congreso, porque allí es donde se hacen realidad los deseos. Por la vida, circunstancias, caminos andados, al final te ves que estás en un parlamento y que ves que es una oportunidad única de visibilidad y de normalización.

Ser una política y activista visible te ha acarreado algunos problemas. Por ejemplo, hace tiempo denunciaste el acoso al que te viste sometida con amenazas e insultos a través de internet y por correo electrónico, ¿cómo ha ido desarrollándose este asunto?

Aquello fue algo momentáneo y lo que hice fue tirar, como se dice, “por la calle de en medio” y salir adelante y hacerlo público. Al hacer público todas estas amenazas y chantajes, después de hacer las denuncias correspondientes, volví a recibir otro correo electrónico, con lo cual me quedé un poco alucinada, diciendo “Tú ganas”. Evidentemente no contesté. Con estas cosas llegas a la conclusión de que somos más de seis mil millones de personas en este planeta, todos pensando distinto y con un punto de vista diferente. Básicamente era una cuestión posiblemente de odio. Yo a los treinta aprendí a no odiar, más que nada porque sufre más el que odia que el odiado

Respecto a tu agenda política, ¿qué tienes programado corto plazo?

¡Tengo a corto plazo y a largo! (risas) Desde que llegué a la Asamblea de Madrid me han encomendado muchísimos trabajos. Soy diputada adscrita de dos pueblos de la sierra de Madrid, de Villanueva de la Cañada y de Villanueva del Pardillo, y del distrito del centro de Madrid de Arganzuela. Todos estos lugares los tengo que visitar e ir a todos los plenos. También estoy en la Comisión de Asuntos Sociales, de la que soy vicepresidenta y hoy he actuado por primera vez como presidenta por una vacante, y dentro  llevo todos temas de familias, y familias va con “s”, con todo tipo de diversidad; y también, por supuesto, llevo todo lo referente al colectivo LGTB. Para cualquier situación que haya que defender o denunciar, pues allí estaré. La muestra fue en la JMJ con los famosos bonos a los peregrinos e hice una pregunta pública de por qué a unos si y a otros no, que si se llevaban a cabo por la cantidad de personas, más personas había en Madrid por el Orgullo LGTB. También volveremos a presentar una ley integral de transexualidad en la Asamblea de Madrid, y también realizaré mi primera pregunta en comisión sobre el matrimonio gay.

Muchas personas transexuales no pueden encontrar un empleo debido prejuicios con los que se encuentran a la hora de buscar trabajo, ¿qué les dirías a los empleadores?

La pedagogía es algo fundamental, tiene que empezar desde cero, hay que normalizar y erradicar los estereotipos, tópicos, prejuicios… A los empleadores les diría algo tan básico y tan fundamental como que cada persona es un ser único, que pensar que por pertenecer a la raza blanca, a la raza negra, a la etnia gitana o, en este caso, por ser personas transexuales no obedece a ciertos parámetros, está en un equivocación.

¿En qué punto consideras que se encuentra el asociacionismo LGTB en España?

De décadas anteriores hasta ahora se ha avanzado mucho y es importante ver cómo las siglas se han ido uniendo. De ser una revolución transexual en el año 69 a desaparecer, a luego ser el movimiento gay con las lesbianas más bien aparte, con una misoginia bastante presente; la integración luego de las lesbianas, de los transexuales y también de la bisexualidad, pues se ha andado mucho. Y aunque lógicamente siempre habrá fricciones, estas fricciones deben servir para enriquecer porque aunque haya diferencias, al final las diferencias son las que nos hacen más interesantes.

¿Cómo evalúas en términos generales las legislaturas de Rodríguez Zapatero en políticas LGTB?

Bueno, ya se sabe que esto es algo histórico, ¿no? A las pruebas me remito, es una realidad, está ahí. Nunca se avanzó tanto socialmente en este país con leyes tan progresistas como con las de Zapatero, y además, tanto se avanzó que corremos el riesgo de perderlas, que ya nos ha enseñado los bigotes el lobo. El PP ya ha dicho que no garantizan que el matrimonio homosexual continúe aunque los tribunales así lo avalen. Pero la historia, para mí ya lo ha hecho, pondrá a Zapatero en su justo lugar, que es el que ha hecho posible que esta España de pesadillas para los LGTB se haya convertido en una España de realidades, de poder nacer y crecer no sintiendo que por tener una orientación sexual no les corresponden los mismos derechos. O nacer con una identidad de género que no se corresponde al sexo biológico y ya poder tener un DNI que te identifique y que además te amargue la vida señalándote como una estrella de David.

¿Es España ahora mismo un referente en esta materia?

Yo creo que España se ha convertido en un referente absoluto, sobre todo de cara a Latinoamérica, pero también en los países anglosajones se habla y se tiene a España como una luz que ha iluminado en muchísimos avances. Las leyes de Argentina, Paraguay, México… se llaman además igual, como la Ley de Identidad de Género, que luego le dan otro nombre, pero todos tienen en la boca Ley de Identidad de Género. También con el matrimonio homosexual, antes se conformaban con una ley de parejas de hecho, ahora piden igualdad, “los mismos nombres, los mismos derechos” decía el eslogan que se llevó en Argentina. Eso es lo que ha significado España: puntos de mira muchos más altos, a veces incluso impensables hace unos años.

¿Cuál crees que es la asignatura pendiente de España respecto a los gais, lesbianas, transexuales y bisexuales?

La asignatura pendiente posiblemente sea que pasemos una generación (risas), que haya una concienciación y una normalización, una normalidad, un día a día donde dejen de ser noticia que una persona transexual pues, por ejemplo, entre en una Asamblea, o esté dando clases en una universidad o sea bombero, porque cuando eso deja de ser noticia es que se convirtió en realidad. Lo que aún falta también es derribar los muros de la desinformación.

¿Cómo es tu relación con el actual candidato del PSOE a la presidencia?

¿Con Rubalcaba? ¡Bien, estupenda! Estoy yendo a todos los actos a los que nos están convocando y además creo que tiene un gran discurso, sereno, tranquilo, sin aspavientos, sin mentiras y con una política social demócrata.

¿Te veremos participar activamente en la campaña electoral?

Sí, claro, a todo lo que me llamen evidentemente allí estaré. He estado en la conferencia política, he estado en la presentación de Rubalcaba… Estamos en campaña y soy diputada del Partido Socialista, ahora estoy en la Asamblea de Madrid, pero soy socialista, he sido socialista y seré socialista. Soy una persona intrínsecamente de izquierdas y lo fui desde que lo manifesté con diecisiete años. Ha llovido tanto como la misma democracia, porque lo dije desde las primeras elecciones democráticas.

¿Qué crees que puede aportar Rubalcaba a los intereses de la comunidad LGTB?

Principalmente la estabilidad y la consolidación de los derechos ya adquiridos. Garantía de que no vamos a involucionar después de haber evolucionado. Además, siendo una persona como es, concienciada con estas realidades, hará todo lo que se pueda para combatir la discriminación y luchar por la normalización. Pero sobre todo consolidación.

Muchos sondeos dan una amplia victoria al PP en las elecciones del 20N. En tu opinión, ¿realmente peligran los derechos logrados en los últimos años si el Partido Popular llega al gobierno?

Por supuesto, y además es que no les duele en prenda decirlo. Mato ya ha dicho que derogará la ley del aborto, punto uno, más clarito el agua. Rajoy, no una vez, sino dos y tres, ha dicho que aunque el Tribunal Constitucional garantice el matrimonio gay, él no lo asegura. El Foro de la Familia se lo está diciendo, que él tiene que cumplir… vamos a ver qué sucede ahí. La Ley de Identidad de Género para las personas transexuales parece que no les ha molestado tanto, parece que tienen un conflicto muy grande con las personas homosexuales. Solamente una reflexión: si son capaces de decir y de hacer lo que están haciendo, como son todas estas cosas, antes de unas elecciones, ¿qué es lo que no serán capaces después  en el caso supuesto de que ganen? No será porque no nos estén avisando, porque lo dicen claro, con acentos y con comas. A diferencia de Esperanza Aguirre, que parece que no pone los acentos en las cartas a los profesores.

Mariano Rajoy ha dejado caer que Ana Botella podría llegar a ser alcaldesa de Madrid. Si esto sucede, ¿cómo crees que afectaría a la capital?

Eso no es lo que desea la mayoría de los madrileños. En todo caso votaron a Gallardón pero no votaron a Ana Botella. Creo que no está a la altura para lo que Madrid se merece. Madrid se merece algo mejor que Ana Botella.

 


 

andres, perello, psoe

Andrés Perelló

Juan Belda | Si en las próximas elecciones ganase el candidato Mariano Rajoy, y tomase medidas respecto al matrimonio homosexual, ¿de qué modo protegería el PSOE al colectivo LGTB?

Lo mejor sería que no ganara Rajoy. El PSOE no va a renunciar nunca a la defensas de los derechos individuales y colectivos que ha conquistado para todos desde el Gobierno cuando lo ha ocupado.  Pero no es igual defender desde el poder que tener que clamar desde la oposición. A fin de cuentas, si gana Rajoy por mayoría absoluta y modifica la llamada ley de “matrimonio gay”, recortándola o anulándola, sería legítimo porque tendría el apoyo de los electores. Por eso hay que evitar que llegue ese momento.

¿Cuál es su opinión sobre la visibilidad del colectivo LGTB, y la lucha por sus derechos?

Todas las luchas que intentan defender los derechos de minorías son dignas de respeto y apoyo.La lucha del colectivo LGTB ha sido y es dura muchas veces, pero necesaria. Algo similar sucedió, y sucede, con los derechos de igualdad entre hombres y mujeres. La discriminación positiva y las cuotas, tan criticadas, han dado sus frutos. Hay que seguir, cada uno en su campo, hasta que no sea necesario defender derechos de ningún colectivo porque nadie carezca de ellos, pero para eso falta aún mucho rato.

¿Se trabaja desde el marco europeo para equiparar de derechos e igualdades a las personas gay?

En la Unión Europea, y en concreto en el Parlamento, trabajamos por la consolidación de esos derechos, pero no todos lo hacemos al mismo nivel, ni con la misma intensidad de compromiso. Incluso hay muchos que luchan justo pro lo contrario. No podemos engañarnos, en Europa soplan vientos muy conservadores y se equivocan los que creen que los derechos adquiridos, o la propia U.E. son irreversibles. Las libertades y los derechos se defienden, y se conquistan cada día y se tienen que defender también cada día si no se quiere perderlos.

¿Nos podría hablar de la adopción para parajes homosexuales, en la actualidad?, ¿Son los tramites y la burocracia los que impiden que fluya la adopción?

El problema de la adopción de las familias homosexuales no radica tanto en la adopción en sí misma como en la nueva figura de lo que se llama “paternidad por subrogación” o más comúnmente, vientres de alquiler. En Europa no está establecida esa figura. En España la Ley de reproducción asistida la prohíbe expresamente. Y los problemas que se están dando se intentan resolver desde el punto de vista registral, atendiendo a la correspondencia legal entre países a la hora de establecer el registro matrimonial. Ahí, hay que reconocer que los hombres lo están teniendo peor que las mujeres. Pero con voluntad política y lucha, acabará regulándose en España y en Europa.

Finalmente y dirigiéndose a las personas LGTB, ¿ qué mensaje le podría enviarles desde su posición?

El mensaje al colectivo LGTB  y a cualquier colectivo que luche por el reconocimiento de sus derechos o por ampliarlos, es el mismo que he dicho antes. Nada es fácil en este campo, nadie regala nada. Hay que luchar permanentemente, conquistar derechos y seguir avanzando. Ahora, cuando los integrismos religiosos de todo tipo y los conservadurismos políticos intentan hacerse fuertes, es más necesario que nunca.

¿Te interesa el contenido?