El joven gay sevillano que fue agredido ya había recibido varias amenazas

La víctima, que ha denunciado la agresión para concienciar sobre la homofobia, también ha afirmado que tuvo que recibir ayuda psicológica durante años debido al constante acoso sufrido.

agresion homofobia castillejaEl joven volvía de clase en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta cuando dos conocidos le asaltaron al grito de “ahí va el maricón del cinco del oro”. El chico intentó defenderse pero la respuesta de los agresores fue tajante: “nos reímos de ti y cuando nos riamos de ti, tú te piras, maricón”. Primero recibió un escupitajo en la cara y a continuación varios puñetazos e insultos homofóbicos. Sucedió en plena calle y no era la primera vez que el joven era agredido por las mismas personas a causa de su condición sexual, “me la tienen jurada desde pequeño”, lamenta la víctima.

“Lo peor de todo es sentirme humillado y que haya personas que se dediquen a obstaculizar mi felicidad”, ha manifestado el chico, que también ha reconocido que tuvo que recibir ayuda psicológica durante cinco años como consecuencia del bullying homofóbico sufrido en el colegio y en el instituto. Este acoso ha generado en el joven miedo al salir de casa, pesadillas y la necesidad de tomar ansiolíticos para poder dormir. “Llevo año y medio recibiendo amenazas de ellos por las redes sociales”, afirma.

“Hay que denunciar y concienciar”

“Espero que se les castigue como es debido pero, sobre todo, lo que deseo es que la gente se conciencie de que la homofobia aún existe en los colegios, en los institutos, en los centros de trabajo y en las calles”, dice el chaval, que afirma que no va a retirar la denuncia interpuesta contra sus agresores. “No pienso retirar la denuncia, si la retiro mañana me harán lo mismo”, manifiesta, convencido de que esta “es una lucha que nos toca a todos y todas”. Vive con un miedo constante a salir de casa porque los agresores viven en su misma localidad, aunque no está dispuesto a que el miedo le pare: “hay que denunciar y concienciar”, afirma con rotundidad.

A pesar de todo, la valentía del joven es tal que ha convocado junto con su novio, amigos y varias asociaciones LGTB entre las que se encuentra ALEAS-IU, una besada delante del Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta. “Si nos quieren en el armario, nos tendrán bien visibles”, sentencia el chaval, consciente de que aún queda mucho por avanzar: “aunque nos podamos casar, aún no estamos plenamente aceptados por la sociedad”. La manifestación está convocada para este miércoles 5 de noviembre a las 19.00 horas.

¿Te interesa el contenido?