El presidente de Gambia firma la ley antigays que castiga la "homosexualidad agravada" con cadena perpetua

Este mes, ocho personas, entre ellas un niño de 17 años de edad, han sido arrestados, detenidos y torturados, acusados ​​de "homosexualidad".

Yahya-JammehYahya Jammeh, presidente de GambiaEsta ley se dirige a "delincuentes en serie" y a las personas que viven con VIH, y aunque la "homosexualidad" y los "actos homosexuales" no están claramente definidos en la legislación de Gambia, los grupos de derechos humanos temen que las personas LGTB sean perseguidos arbitrariamente bajo la nueva promulgación.

"La nueva ley trata la actividad sexual consensual y privada entre adultos del mismo sexo, que no debe ser un delito, de la misma manera que la violación y el incesto", dijo Steve Cockburn, subdirector regional de Amnistía Internacional para África occidental y central.

"Las disposiciones vagas e imprecisas de esta ley podrían ser utilizadas para arrestar y detener a cualquier persona que se crea que es gay o lesbiana, y contribuye al clima ya de grave de hostilidad y miedo para las personas LGBTI en el país".

La Asamblea Nacional de Gambia aprobó el proyecto de ley en septiembre, pero las autoridades no reconocieron la promulgación de la ley ante las Naciones Unidas durante una comparecencia el pasado 28 de octubre.

"Las declaraciones públicas del presidente Jammeh contra las personas LGBTI se han puesto en práctica a través de esta ley odiosa y la caza de brujas que siguió se mantuvo en secreto", dijo Mónica Tabengwa, investigadora de Human Rights Watch en África.

"La ley y su puesta en práctica son una afrenta a la resolución de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos que condena la violencia contra las personas LGBTI y pide que los responsables sean llevados ante la justicia".

Debido a esto, Ty Cobb, director de Human Rights Campaign, pidió al gobierno estadounidense a que revise su relación con el país: "Estas leyes draconianas no tienen cabida en el siglo 21, y los Estados Unidos deben enviar un mensaje privado clara o públicamente a los dirigentes de Gambia que un gobierno no debe pisotear los derechos de sus ciudadanos LGBT".

¿Te interesa el contenido?