Gambia se resiste a derogar su ley antigays pese a las advertencias de la UE

El ministro de Exteriores de Gambia, Bala Garba Jahumpa, ha anunciado que romperá el diálogo con la Unión Europea y ha rechazado lo que según él son intentos de usar la ayuda humanitaria europea para obligar a su país a retirar la nueva ley contra la homosexualidad.

Bala Garba JahumpaEl ministro de Exteriores de Gambia, Bala Garba JahumpaJahumpa ha asegurado en la televisión estatal que "el Gobierno de Gambia no tolerará ninguna negociación con respecto a la homosexualidad con la UE o con cualquier otro país". "No vamos a mantener ningún diálogo con la UE", ha asegurado Jahumpa, que ha calificado la homosexualidad como un "acto infame" que va contra las tradiciones africanas.

El ministro ha anunciado también que Gambia no participará en los Acuerdos de Asociación Económica entre la UE y varios países africanos. "Moriremos antes de dejarnos colonizar por segunda vez", ha asegurado Jahumpa.

La disputa viene cuando el mes pasado el presidente gambiano, Yahya Jammeh, firmó una ley que incorporaba el "crimen de homosexualidad con agravantes", que se castiga con la cadena perpetua en algunos casos. La "homosexualidad con agravantes" se aplicará para casos en los que alguien tenga relaciones con un menor de edad del mismo sexo o que un enfermo de VIH mantenga relaciones homosexuales.

La tensión con Banjul se ha producido porque Bruselas debe decidir este mes si dona 150 millones de euros de ayuda al desarrollo a este país de África occidental. Esta decisión está siendo puesta en duda por los organismos europeos ya que Jammeh, que llegó al poder con un golpe de Estado hace años, no se ha caracterizado por el respeto de los Derechos Humanos.

¿Te interesa el contenido?