El Estado italiano, condenado por retirar a un joven su permiso de conducir por ser gay

La corte constató un "auténtico comportamiento homófobo" en la administración pública italiana en relación con ese caso y criticó la indemnización que un tribunal de apelación de Catania impuso a los ministerios de Defensa y Transportes.

danilo giuffrida

El Tribunal Supremo italiano ha condenado al Estado por un caso de homofobia "intolerablemente reiterado" en relación con la retirada del permiso de conducir a un joven que declaró ser homosexual ante las autoridades militares.

Un tribunal de Catania decidió indemnizar con 20.000 euros al joven siciliano que había declarado en 2001 su homosexualidad durante el control médico destinado a calificar si era apto o no para el servicio militar.

El reconocimiento tuvo lugar en el Hospital Militar de Augusta y el joven fue exonerado de la prestación del servicio militar; meses después se le requirió pasar otro reconocimiento en relación con su permiso de conducir con el fin de verificar si presentaba impedimentos psicofísicos para la conducción.

El caso llegó a la prensa después de que el joven mostrara el certificado en el que los responsables médicos calificaban su homosexualidad como una "perturbación de la identidad sexual".

El afectado pidió ante la Justicia una indemnización de medio millón de euros por considerar vulneradas su privacidad y por discriminación sexual; se le reconoció el derecho a recibir 100.000 euros pero la apelación de los ministerios rebajó la cantidad a 20.000 euros.

Ahora el Supremo considera probado que esa persona fue "víctima de un auténtico (y reiterado) comportamiento hómofobo" por lo que exige que se revise la cantidad con la que se le indemnizará por aquellos sucesos.

¿Te interesa el contenido?