La alemania nazi pudo haber 'tolerado' a las lesbianas

lesbianas nazismoLas lesbianas podrían haber disfrutado de una "tolerancia limitada" durante el régimen nazi en Alemania, según un estudio realizado por Samuel Clowes Huneke, doctorando en Historia de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) que examinó los archivos de investigación policial de la década de 1940 que recogían presuntas violaciones de las leyes de relaciones homosexuales.

Huneke, que ha publicado su estudio en la revista 'Journal of Contemporary History', señala que esos archivos añaden "un nuevo nivel de matiz" a lo conocido sobre esa época histórica, porque "sugieren una existencia más normal en la experiencia diaria de algunas lesbianas en el Tercer Reich".

La persecución sistemática de los homosexuales bajo el régimen nazi ha sido bien documentada por los historiadores. Las leyes del régimen criminalizaban explícitamente los actos homosexuales entre hombres. Cerca de 50.000 de ellos fueron condenados por ser gais y entre 5.000 y 15.000 fueron encarcelados en campos de concentración, donde hasta un 60% murieron, según los expertos.

Pero la manera en que las lesbianas se comportaron en aquella época está menos clara. Las mujeres eran excluidas de la ley que hacía ilegales los actos homosexuales. Aparte de algunos casos que han sido descubiertos por un puñado de expertos de Estados Unidos y Alemania, hay poca documentación que describe cómo los nazis trataron a las lesbianas.

Esta falta de evidencia ha llevado a los historiadores a debatir si las lesbianas tenían una vida más fácil que los hombres gays durante el período nazi. Algunos estudiosos sostienen que el gobierno nazi no perseguía a las lesbianas en el mismo grado que a los gais porque las mujeres en general no eran vistas como seres sexuales ni como amenazas para la política del régimen de fomentar la reproducción.

Aunque está de acuerdo con esas opiniones, Huneke argumenta que las autoridades nazis creían que las lesbianas representaban una amenaza política menor para el régimen porque las mujeres estaban excluidas de la mayoría de las esferas de la vida política y pública.

Casos investigados

periodico naziLa policía criminal alemana, también conocida como Kriminalpolizei o KriPo, investigó a ocho mujeres en cuatro casos que Huneke examinó. Los archivos, que el investigador descubrió en 2015 en el Archivo Estatal de Berlín, incluían declaraciones firmadas de testigos y mujeres acusadas. Las mujeres fueron denunciadas presuntamente por violar las leyes contra las relaciones entre personas del mismo sexo por alguien que conocían, como un vecino, un compañero de trabajo o un padre.

"Que estas ocho mujeres fueron denunciadas a la policía criminal de Berlín a principios de la década de 1940 es sorprendente por sí mismo, dado el silencio archival cuando se trata de la homosexualidad femenina", señala Huneke.

En cada caso, la policía, un juez o un abogado del Estado determinaron que las mujeres no podían ser procesadas por las relaciones entre personas del mismo sexo bajo el código penal. Según Huneke, no hay evidencia de que ninguna de las ocho mujeres investigadas fuera castigada por las denuncias.

"Para los estudiosos acostumbrados a ver en el Estado nazi una selva de jurisdicciones superpuestas, la iniciativa personal y leyes basadas únicamente en el deseo del Führer, éste es un retrato curioso del sistema de justicia nazi, marcado por una preocupación inesperada por la estricta interpretación de la ley", apunta Huneke.

El caso de Margot Liu née Holzmann, cuyo caso fue documentado en una reciente monografía alemana, le pareció especialmente extraño a Huneke. Holzmann era una lesbiana judía que vivía en Berlín nazi. En 1941 se casó con un camarero chino, recibió la ciudadanía china y la policía insistió en protegerla de la deportación a un campo de concentración. Una vez que el marido de Holzmann se enteró de su condición de lesbiana, solicitó el divorcio y se puso en contacto con la policía.

Sin embargo, como en los otros tres casos, la policía optó por no intervenir. "Es francamente extraño que la policía criminal insista, en múltiples documentos, en protecciones a una lesbiana judía alemana en virtud de su ciudadanía china 'de iure'", recalca Huneke.

No todo es opresión

Este investigador precisa que su análisis tiene un alcance limitado porque un policía en particular podría haber sido menos celoso que otros, pero añade que "el hecho de que fueran tan puntillosos en seguir cada detalle de la ley en estos casos sugiere un nivel de tolerancia".

Huneke sugiere que los archivos policiales que examinó evidencian que había un grado limitado de tolerancia para las lesbianas en la Alemania nazi. Además de que cada mujer eludía el castigo, los documentos muestran que muchas de ellas llevaban vidas lesbianas bastante abiertas, a veces durante años, antes de ser finalmente denunciadas a la policía. "Los archivos muestran irónicamente que había una capacidad significativa por parte de los alemanes comunes para ser testigos del lesbianismo y no seguir adelante y denunciar a la persona", apostilla.

El investigador agrega que esta apatía hacia el lesbianismo pudo haber ocurrido debido a la visión 'no-amenazadora' del régimen nazi sobre las mujeres y que "porque había una tolerancia para la homosexualidad femenina no significa que estas mujeres llevaran vidas envidiables".

Huneke indica que su trabajo demuestra que las dictaduras a menudo se basan no sólo en la opresión, sino también en la tolerancia limitada de ciertos grupos. "Es un enfoque de división y conquista. Uno de los puntos más importantes de esta investigación, en mi opinión, es romper la idea popular de que los gobiernos autoritarios mantienen su poder sólo a través de la represión", concluye.

loading...
loading...

¿Te interesa el contenido?