Jerusalén permitirá que un grupo violento de ultraderecha proteste durante el Orgullo

Decenas de miembros de un grupo homófobo protestarán contra el Orgullo de Jerusalén justo dos años después de que una joven fuera asesinada por un extremista durante esta misma celebración.

lehavaCada año, la secta ultrarreligiosa Lehava se manifiesta contra el Orgullo de JerusalénLehava, una secta judía de extrema derecha, permanecerá bajo vigilancia policial durante la celebración del Orgullo de la capital israelí, aunque con permiso para protestar contra esta celebración. Bentzi Gopstein, el líder de esta agrupación, ha afirmado que protestarán alegando que "Jerusalén no es Sodoma" con el incendiario lema "No les déis nuestros hijos".

Mientras Lehava ha afirmado que su protesta será "humanitaria", el grupo ha sido etiquetado como una organización terrorista por el uso reiterado de la violencia en sus protestas y por la tendencia hacia la militarización de sus bases.

En un llamamiento para que otros se unan al grupo, Gopstein dijo que los participantes del Orgullo "No tienen razón para andar con orgullo por las calles de la ciudad para decir: '¡Sí, somos pervertidos!'".

La protesta planteada por este grupo tendrá lugar dos años después de que Shira Banki, de 16 años de edad, muriera asesinada como consecuencia de la puñalada que recibió, junto con otras cinco personas, por parte del extremista homófobo religioso Yishai Schlissel durante esta misma celebración.

El asesino, que actualmente se encuentra cumpliendo una sentencia de cadena perpetua, cometió el ataque tan sólo tres semanas después de que fuera puesto en libertad tras cumplir otra condena de 10 años, tras haber apuñadao también a varios manifestantes del Orgullo en 2005.

"Religión y LGBTQ"

Mientras, la celebración de Orgullo en Jerusalén, que tendrá lugar este jueves 3 de agosto, recorrerá las calles de la ciudad bajo el lema "Religión y LGBTQ",

"El mundo religioso ha hecho progresos sin precedentes en su actitud hacia la comunidad LGBTQ y hacia sus miembros que pertenecen a ambos mundos", han declarado desde la organización LGTB israelí Jerusalem Open House for Pride and Tolerance, pero también lamentando que "por otro lado, aún seguimos siendo testigos año tras año de comentarios insultantes, ofensivos e incluso vejatorios procedentes de varios frentes en el mundo religioso: judíos, cristianos y musulmanes".

Respecto al grupo homofóbico que protestará por la marcha, añadieron: "O avanzarán o permanecerán a la sombra del otro lado de la historia, una historia que planeamos hacer en Jerusalén".

loading...
loading...

¿Te interesa el contenido?