La justicia de Holanda reconoce como legal un 'tercer género'

Una sentencia permite no especificar el sexo al nacer si hay dudas. Atiende así el caso de una persona inscrita como varón que no se sentía como hombre.

Un tribunal holandés dictaminó este lunes que los niños cuyo sexo "no pueda determinarse al nacer" pueden ser registrados sin especificar dicha información en el certificado de nacimiento ni en el documento de identidad.

La Corte de Limburgo, en el suroeste del país, sentenció a favor de una persona residente en la ciudad holandesa de Roermond a la que, al nacer en 1961, no se le pudo determinar su sexo y los padres decidieron inscribirle en el registro como "hombre" porque "eso fue lo más fácil" para "el niño", dijeron.

Sin embargo, esta persona no se sentía como hombre y en 2001 logró cambiar el sexo a "femenino", lo cual "tampoco era apropiado", porque se considera de "sexo neutral" o lo que llamó "el tercero género".

Según la sentencia de este lunes, que servirá de precedente para los casos futuros y los ya existentes, si no se es posible especificar el sexo ni como mujer ni como hombre, el certificado de nacimiento registrará este apartado con la leyenda: "No puede ser determinado". La corte pidió realizar cambios urgentes en la ley para adaptarse a esta realidad y a los desarrollos sociales y legales para reconocer un "tercer género" legal.

¿Te interesa el contenido?