La policía dispersa por la fuerza el Orgullo de Estambul

  • La oficina del gobernador de Estambul había desautorizado, por cuarto año consecutivo, la manifestación del Orgullo que varios colectivos habían convocado en el centro de la ciudad del Bósforo.
  • A pesar de la prohibición, los organizadores llevaron a cabo la celebración, siendo dispersados posteriormente por la policía.

orgullo estambulDecenas de miles de personas participaban en el tradicional desfile por la calle Istiklal de Estambul, pero en la concentración de este domingo había apenas unos cientos de personas concentradas en una de las calles del barrio de Beyoglu ondeando banderas arcoíris y coreando consignas.

Pese al control policial, aproximadamente dos centenares de personas consiguieron reunirse en la calle de Istiklal donde cantaron eslóganes como "Amor y libertad", bailaron y aplaudieron. Los coordinadores leyeron finalmente una declaración de prensa en la que denunciaron "los delitos de odio y la violencia policial".

Finalmente, la policía intervino con gases lacrimógenos para dispersar a los asistentes a la manifestación, cuyos organizadores han denunciado su prohibición, la cual, alegan, no tiene motivos fundados. "Estamos aquí como cada año, en estas calles. Nuestra risa, nuestras exclamaciones y nuestras consignas se escuchan en estas calles", han destacado los convocantes en un comunicado.

"El gobierno no cree en la igualdad entre las personas. Ve a los gays, lesbianas y transexuales como personas enfermas. Hoy no han dejado acceder a las calles del centro a mucha gente por su aspecto. No nos dejan expresarnos. Echamos de menos el desfile con miles de asistentes para celebrar nuestra visibilidad. Nos reímos de quienes intentan ponernos límites con el orgullo de nuestra existencia y la fuerza de nuestro orgullo", han afirmado.

La homosexualidad no está penalizada en Turquía y Estambul albergaba tradicionalmente unos desfiles muy nutridos y coloridos, pero la homofobia aún es persistente y en los últimos años se han producido disturbios entre policías y manifestantes. Este año no hay noticias de incidentes, aunque los agentes han cortado las calles cercanas y han intentado confinar a los participantes.

Turquía, un país en retorceso en materia LGTB

Un comunicado remitido desde la oficina del gobernador a los coordinadores de la marcha señaló que "no se ve adecuado" organizar actividades en espacios abiertos de los barrios céntricos "por las probables consecuencias negativas".

Entre 2003 y 2014, la céntrica calle de Istiklal de Estambul era escenario de la celebración del Orgullo, siempre en un espíritu alegre, colorido y festivo, y cada vez más concurrida hasta alcanzar decenas de miles de participantes en 2014.

Pero en 2015, las autoridades prohibieron la marcha alegando que la fecha caía en el mes de ramadán, y tanto aquel año como en 2016 y 2017, la policía dispersó con gas lacrimógeno y con cañones de agua a los activistas que se congregaban en las calles del centro.

Sin embargo, este año, el ramadán ya ha terminado y la prohibición no alega motivos, por lo que el comité organizador ha denunciado que la prohibición es anticonstitucional porque la Constitución turca permite toda congregación ciudadana pacífica sin necesidad de autorización previa.

Los activistas denuncian un retroceso de las libertades civiles, incluidas las del colectivo LGTBI tras el fallido golpe de Estado de julio de 2016 contra el ahora presidente Recep Tayyip Erdogan. Desde entonces se ha declarado el estado de emergencia y se ha purgado la administración pública. De este modo se han vetado las celebraciones del Orgullo en Estambul y Ankara y se ha prohibido la exhibición de películas de temática LGTBI alegando motivos de seguridad.

¿Te interesa el contenido?