El registro de la hija de dos lesbianas provoca un enfrentamiento en Ecuador

Dos madres lesbianas intentaron registrar a su hija con el apellido de ambas en un juzgado de Ecuador, donde se manifestaron tanto defensores de los derechos LGTB como católicos.

Nicola Rothon y Helen Bicknell, ambas de origen británico, son pareja desde hace 14 años y desde hace cinco residen en Quito (Ecuador). Utilizaron el esperma donado de un amigo de ambas y, a través de inseminación artificial, Nicola se quedó embarazada de su actual hija, Satya. Sin embargo, el pasado 27 de diciembre, el Registro Civil se negó a registrar a la Satya como hija de las dos mujeres. Según las madres, la niña "legalmente no existe" al no estar registrada, por lo que no le es posible acceder a los servicios públicos básicos ni a viajar para visitar a sus abuelas en Reino Unido.

El caso ha llegado a la justicia, y, el pasado miércoles, varias decenas de personas se concentraron en un juzgado de la capital ecuatoriana, coreando consignas como "Satya tiene dos madres, registren ya" o "Soy lesbiana por la gracia de Dios", y enarbolando carteles con lemas como "No se puede limitar el amor" o "Madre + Madre, linda familia", como muestra de apoyo para las dos mujeres.

Sin embargo, otro grupo de grupo de personas acudió al mismo lugar e increpó a los que se manifestaban a las puertas del juzgado diciendo cosas como "Padre y madre es derecho natural" o "Fuera del Ecuador el imperialismo homosexual". Ante la situación, la policía se interpuso entre los dos bandos para evitar un enfrentamiento más directo.

La audiencia del caso, que debía llevarse a cabo ese mismo día, tuvo que posponerse porque a la hora de la cita el juez continuaba con otro caso distinto.

A pesar de que la Constitución ecuatoriana reconoce la "la familia en sus diversos tipos", el Registro Civil solo permite registrar a los nacidos con los apellidos de un hombre y una mujer, nunca los apellidos de dos mujeres o dos hombres.

¿Te interesa el contenido?