Rusia se niega a retirar la ley contra la 'propaganda homosexual'

Rusia ha asegurado que no bloqueará la ley contra la propaganda homosexual aprobada por la Duma pese a la solicitud de Alemania de retirar esta iniciativa que "lleva a la estigmatización y la discriminación de personas" y viola la Convención Europea de Derechos Humanos.

Guido Westerwelle, ministro de Asuntos Exteriores de Alemania14/06/2013 - Ángel Ramos El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, en su petición para la retirada de esta medida al Ejecutivo ruso, aseguró que la ley que prohíbe la "propaganda homosexual", aprobada el pasado martes por los diputados rusos, "lleva a la estigmatización y la discriminación de personas" y viola la Convención Europea de Derechos Humanos.

A esta petición, Alexéi Pushkov, jefe del Comité de Asuntos Exteriores de la Duma, escribió en su cuenta de Twitter: "La canciller alemana, Angela Merkel, ha instado a Rusia a rechazar la prohibición de la propaganda de la homosexualidad. Ese llamamiento no será atendido. Un agudo conflicto de valores está por llegar".

El ministro alemán de Asuntos Exteriores y abiertamente gay, Guido Westerwelle, indicó que con esta nueva ley "los homosexuales serán aún más marginados en la sociedad y sus libertades de expresión y prensa se verán reducidas", acción que, a su juicio, es contradictoria con el deber de un gobierno, "que debe velar para que sus ciudadanos no sean perseguidos o discriminados, así como actuar contra las voces homófobas en la sociedad". También afirmó que "la discriminación y estigmatización consciente de gays y lesbianas no tiene sitio en una sociedad moderna".

Además, el portavoz de Exteriores alemán, Andreas Peschke, anunció que su Ministerio va a introducir de forma inmediata "una modificación" en las informaciones sobre Rusia para los viajeros alemanes, con el objetivo de incluir una mención, a modo de advertencia, sobre esta nueva legislación.

La nueva ley, apoyada por unanimidad por el Legislativo ruso, estipula multas para los particulares que la infrinjan de 4.000-5.000 rublos (125 dólares-155 dólares); 40.000-50.000 (1.250 dólares-1.550 dólares) para los cargos públicos y 800.000-1.000.000 (25.000 dólares-31.000 dólares) para las personas jurídicas.

En caso de que la difusión de esos valores se haga con la ayuda de medios de comunicación o internet, la multa para un particular será de 50.000-100.000 rublos (1.550-3.100 dólares); para un cargo público, 100.000-200.000 rublos (3.100-6.200 dólares), y para una persona jurídica, un millón de rublos.

En el caso de que los infractores sean extranjeros, además de las correspondientes multas en metálico, la ley también contempla la inmediata deportación o 15 días de arresto administrativo, seguidos de la expulsión del país.

¿Te interesa el contenido?