La embajada rusa en Reino Unido equipara la homofobia al odio a los pelirrojos

Rusia ha decidido defenderse de quienes la acusan de atacar indiscriminadamente a la comunidad homosexual con su ley de antipropaganda gay advirtiendo a los británicos de que ellos arrinconan a sus compatriotas pelirrojos. La polémica ha surgido a raíz de la emisión de un reportaje en el Channel 4 sobre homofobia y pedofilia.

Alexander YakovenkoEl embajador de Rusia en Reino Unido, Alexander YakovenkoRusia vuelve a dejar boquiabiertos a quienes critican su declarada homofobia dentro y fuera de sus fronteras. El último de los exabruptos de la diplomacía rusa ha tenido lugar en Londres. Allí su embajador no ha dudado en comparar la homofobia al odio y el "abuso" que los británicos ejercen sobre sus compatriotas pelirrojos.

Según la embajada rusa en Reino Unido, este país tiene mucho que callar y no es el más indicado para condenar los ataques contra la comunidad gay. El Kremlin ha decidido lanzarse al contraataque a raíz de la emisión de un interesante y polémico reportaje en el Channel 4. En él se destapaba el odio hacia los homosexuales escondido bajo una falsa excusa de pedofilia.

Ante esta revelación, el embajador ruso en Reino Unido respondió que "uno podría hacer el documental de la misma forma pero cambiando a los gays por una temporada de caza de pelirrojos en Reino Unido". Ni corto ni perezoso añadió que "si los autores del documental tuvieran tan en mente los crímenes de odio contra los gays en Rusia, no se esperarían a que empezara un evento deportivo para remover el tema".

En clara, y obvia, alusión al boicot que David Cameron decidió hacer a los JJOO de Sochi, Rusia responde de esta manera. Tampoco hay que olvidar que Reino Unido no ha sido la única nación en dar plantón a las Olimpiadas. Obama no solo no acudió sino que envió un buen plantel de deportistas gays y lesbianas en respuesta a la ley de antipropaganda gay rusa.

Además, en el documental se condena la actitud homófoba de 'Occupy Paedophilia', cuyo líder ha sido arrestado recientemente y condenado por sus declaraciones contra la comunidad gay y los violentos ataques indiscriminados que ha venido llevando a cabo el grupo que encabezaba. El hecho de que una televisión británica haya destapado el escándalo homófobo que aquel grupo ultraderechista disfrazaba de lucha contra la pedofilia ha generado gran malestar en la clase política rusa dando pie a declaraciones sin sentido como la del embajador de aquel país en Londres.

¿Te interesa el contenido?