La ONU insta a El Salvador a seguir trabajando en en proteger los derechos LGTB

La delegación de Naciones Unidas en El Salvador reiteró su compromiso de seguir ayudando a este país para "aumentar los niveles de inclusión social y respeto de los derechos humanos" a favor de la comunidad LGBT.

El Estado salvadoreño, pese a los avances "importantes" que ha realizado en favor de la comunidad LGBT de este país, debe trabajar más para la protección de los derechos humanos de este colectivo, que sigue sin ser reconocido legalmente y sufriendo discriminación.

Así se pronunció hoy el Sistema de las Naciones Unidas en El Salvador a través de un comunicado, en el marco del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, que se conmemoró el pasado sábado.

Este país centroamericano "ha impulsado iniciativas importantes para la protección de los derechos humanos del grupo LGBT", sin embargo, "persisten varios retos para el Estado y la sociedad salvadoreña", según destacó el documento.

Uno de los retos "es crear las condiciones para el reconocimiento legal de la identidad de género en documentos oficiales, que les permita acceder a servicios públicos y privados sin tener que cambiar su identidad, así como acceder a trámites bancarios y civiles".

Además, pese a la existencia de un Decreto Ejecutivo que prohíbe toda forma de discriminación en la administración pública por razones de género, siguen teniendo "dificultades para acceder a un empleo digno y a educación básica y superior" ya que "enfrentan discriminación en los procesos de selección o acoso cuando se conoce su identidad de género", indica el boletín.

Asimismo, El Salvador debe "propiciar un cambio cultural para acabar con la discriminación" contra este sector de la población, en el que "la educación de calidad es parte fundamental para lograrlo", sentenció el organismo.

La delegación de la ONU en El Salvador reiteró su compromiso de seguir ayudando a este país para "aumentar los niveles de inclusión social y respeto de los derechos humanos" a favor de la comunidad LGBT.

En este sentido, rechazó cualquier tipo de discriminación, abuso, ataque, tortura o asesinato contra las personas de este colectivo, al tiempo que manifestó su convicción de que "todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos".

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) presentó, en abril del año pasado, un estudio que señala que "el 45,8 % de mujeres transexuales han sufrido atentados contra la vida e integridad física debido a la transfobia" en El Salvador.

También, alerta de que el 70 % de las mujeres transexuales han tenido dificultades en el trámite de documentos de identidad, emitidos por el Estado.

En El Salvador hay alrededor de 4.000 mujeres transgénero y transexuales, según datos de la Asociación Solidaria para Inculcar el Desarrollo Humano (ASPIDH).

¿Te interesa el contenido?