El Gobierno de Panamá pide la retirada de proyecto legislativo que abriría la puerta al matrimonio igualitario

  • El ministro del Interior panameño admitió que pedirá el retiro del proyecto después de recibir llamadas de los líderes de las iglesias católica y evangélica en el país.

  • Si se retira la reforma, el Código mantendrá la afirmación original que en Panamá "se prohíbe el matrimonio entre individuos del mismo sexo".

Jorge Ricardo FabregaJorge Ricardo Fábrega, ministro de Gobierno (Interior) panameñoEl ministro del Interior, Jorge Ricardo Fábrega, que presentó el proyecto el pasado jueves en las sesiones extraordinarias que celebra la Asamblea Nacional, dijo este sábado en rueda de prensa que ha pedido al saliente presidente panameño, Ricardo Martinelli, el retiro de la iniciativa por la polémica suscitada, ya que según Fábrega, es conveniente una mayor discusión sobre el asunto y alcanzar un "consenso".

"No creo que la asamblea en sesiones extraordinarias sea el escenario adecuado (...) probablemente en la Asamblea Constituyente Paralela" que ha anunciado para 2015 el presidente electo, Juan Carlos Varela, "sea el momento", señaló el ministro.

Ello después de recibir llamadas del arzobispo de Ciudad de Panamá, José Domingo Ulloa, del obispo de David (Chiriquí), José Luis Lacunza y líderes de las iglesias evangélicas, según él mismo confirmó.

Fábrega detalló que el próximo martes presentará una propuesta al Consejo de Gabinete para retirar el proyecto de ley que modifica la Ley 7 de 8 de mayo de 2014 que adopta el Código de Derecho Internacional Privado.

La iniciativa presentada el pasado jueves modificaría el artículo 38 de la ley 7 que quedaría de la siguiente manera: "El matrimonio celebrado en el país extranjero de conformidad a las leyes de este país o con las leyes panameñas, producirá en la República de Panamá los mismos efectos civiles como si se hubiera celebrado en Panamá".

Cuando Fábrega la presentó, dijo que con el fenómeno de la globalización "se han variado los conceptos estereotipados con relación a la aprobación de materializar, bajo la figura del matrimonio, la unión de dos personas del mismo sexo", según un comunicado de la Asamblea Nacional.

"Panamá no escapa a esta realidad porque cuenta entre su población con una representativa comunidad de personas homosexuales que reclaman a los gobiernos la materialización de la igualdad de derechos con relación al resto de los ciudadanos, específicamente, a permitirles contraer matrimonio dentro de los parámetros que exige la ley", afirmó el ministro, que hoy dijo que no era su iniciativa.

Ricardo Beteta, activista gay de Panamá, declaró a periodistas que el gobierno "no era serio" en este asunto, que lleva pendiente de discusión desde hace años.

A inicios de mes, tras la entrada en vigor de laley que prohibía taxativamente el matrimonio contraído entre personas del mismo sexo, Beteta dijo que esa norma era "un revés en el tema de derechos humanos en el país".

Beteta aseveró que en Panamá con el paso de los años "se ha ido cerrando el paso al tema" de los derechos de la población LGBT, con la única excepción de 2008, cuando el entonces presidente Martín Torrijos (2004-2009) "derogó el Decreto 149 que sancionaba la práctica de la homosexualidad con cárcel y multas".

 

¿Te interesa el contenido?