El gobernador de Texas compara la homosexualidad con el alcoholismo

“Yo puedo tener la codificación genética que me incline a ser un alcohólico, pero tengo el deseo de no hacer eso, y veo la cuestión de la homosexualidad de la misma manera”, indicó.

rick perryEl gobernador de Texas, Rick Perry, comparó la homosexualidad con el alcoholismo, argumentando que ambos pueden ser superados. Preguntado acerca de si creía que ser homosexual era un “trastorno”, Perry respondió que él pensaba que era como ser un alcohólico: “No importa que uno se sienta obligado a seguir un estilo de vida particular o no, uno tiene la capacidad de decidir no hacer eso”, dijo Perry la noche del miércoles en el Club Commonwealth de California.

Según el diario San Francisco Chronicle, que reportó el evento en su edición de este jueves, los comentarios de Perry, causaron un “murmullo de incredulidad” entre los asistentes, muchos de ellos simpatizantes del gobernador.

La organización Human Rights Campaign (HRC), que promueve los derechos de las personas LGTB, criticó de inmediato los comentarios de Perry: “A pesar de que puede ser que no tenga un ‘código genético’ que lo haga pensar antes de hablar, Rick Perry debería tener una conversación real con médicos reales antes de expresar su experiencia en estos temas”, dijo Fred Sainz, portavoz de HRC.

“Todas las organizaciones importantes de salud médica y mental en el país han condenado las prácticas dirigidas a cambiar la orientación sexual de una persona”, señaló Sainz.

La comparación de Perry entre la homosexualidad y el alcoholismo se dio al ser cuestionado la noche del miércoles sobre una nueva plataforma política, respaldada por el Partido Republicano de Texas, que promueve programas de terapia para "curar el homosexualismo", las cuales han sido declaradas ilegales explícitamente en California y Nueva Jersey.

¿Te interesa el contenido?