La justicia de EE UU tumba a la vez los vetos contra el matrimonio igualitario en Indiana y Wisconsin

  • La decisión unánime por parte del panel de tres jueces de la Corte Federal del Séptimo Distrito en Chicago incrementa a 21 la cifra de estados donde el matrimonio igualitario es legal.

  • Desde el año pasado, la gran mayoría de fallos federales han declarado inconstitucional la prohibición de bodas entre personas del mismo sexo.

matrimonio gayUna corte federal de apelaciones determinó el jueves que las prohibiciones a los matrimonios entre personas del mismo sexo en Wisconsin e Indiana violan la Constitución del país.

El fallo de 40 páginas emitido el jueves critica fuertemente las razones de ambos estados para sus prohibiciones, alegando que "el único fundamento propuesto por los estados, que las parejas del mismo sexo y sus hijos no necesitan matrimonio porque las parejas del mismo sexo no pueden producir niños, está tan lleno de lagunas que no puede ser tomado en serio".

J.B Van Hollen, fiscal general de Wisconsin, dijo que apelaría el fallo ante la Corte Suprema de la nación.

Los casos de Wisconsin e Indiana fueron mudados a Chicago después que los secretarios de Justicia en esos estados apelaron en junio determinaciones de cortes de primera instancia que desecharon las prohibiciones. El tribunal del Séptimo Circuito ratificó esos fallos mientras tomaba su propia decisión sobre los casos, los cuales fueron considerados simultáneamente.

Con las prohibiciones detenidas mientras transcurría el proceso de apelación, cientos de parejas del mismo sexo en ambos estados se apresuraron a casarse. Esos matrimonios pudieron haber estado en riesgo si la corte federal de apelaciones hubiera restablecido las prohibiciones.

La decisión de la Corte Federal del Séptimo Distrito ocurrió apenas nueve días después de los argumentos orales, un lapso inusualmente corto para el tribunal.

El juez Richard Posner, designado por republicanos, escribió el jueves la opinión del panel. Durante los argumentos orales, el magistrado comparó las prohibiciones a matrimonios entre personas del mismo sexo con leyes ahora muertas que prohibieron alguna vez los matrimonios interraciales. Ellas derivaron de "odio" y "discriminación brutal" a los homosexuales.

Los estados argumentaron que las prohibiciones ayudaban a fomentar una tradición de siglos de matrimonios entre personas heterosexuales, y que la regulación de la institución del matrimonio era una herramienta de la sociedad para intentar prevenir embarazos fuera del matrimonio.

La corte señaló que "tradición no es base legal para la discriminación". La corte agregó que los "homosexuales están entre las minorías más estigmatizadas, incomprendidas y discriminadas en la historia del mundo".

¿Te interesa el contenido?