El gobierno de Chile se compromete a aprobar la unión civil para personas del mismo sexo antes de que finalice el año

El Ministro de Justicia chileno, José Antonio Gómez, ha manifestado que una vez se apruebe el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), su ministerio trabajará para legalizar el matrimonio igualitario.

jose-antonioJosé Antonio Gómez, ministro de Justicia de Chile

La Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara de Diputados inició el martes la discusión del Acuerdo de Vida en Pareja, contando para tales efectos con la presencia del potavoz de Gobierno, Álvaro Elizalde; del Ministro de Justicia, José Antonio Gómez y del Movilh.

En la sesión, encabezada por el presidente de la Comisión Ricardo Rincón, Elizalde presentó los contenidos del AVP y destacó los cambios introducidos en el Senado, dándose así formalmente inicio al segundo trámite del proyecto de ley que en agosto del 2011 ingresó al Parlamento.

En la ocasión los diputados Arturo Squella y Marisol Turres, insistieron en ideas presentadas por la UDI previamente en el Senado en orden a que el AVP sea sólo para heterosexuales y regule incluso las convivencias de quienes no suscriban el acuerdo, lo que fue rechazado por el ministro Elizalde y por los parlamentarios de la Nueva Mayoría.

"Pretender crear un estatuto especial para homosexuales no solo seria discriminatorio sino que dejaría sin marco legal a muchas parejas heterosexuales", indicó Elizalde.

Durante la sesión destacó además acuerdo solicitado por Rincón para que las organizaciones de la diversidad sexual sean “invitadas permanentes” a los debates sobre el AVP, así como el pronunciamiento del ministro de Justicia sobre el matrimonio igualitario

“El ministro Gómez fue muy claro en señalar que tras la aprobación del AVP, su cartera trabajará por el matrimonio igualitario, previo debate público sobre la materia, lo que es una excelente noticia, pues da cuenta que se avanzará hacia la igualdad social y legal plena para la diversidad sexual”, dijo el Movilh.

El organismo valoró además “la gran voluntad de Rincón y de toda la Comisión por iniciar en forma rápida la discusión del AVP, sin burocracias. Este es una muy buena señal, pues deja clara la posibilidad de que el proyecto se transforme en ley este año”.

En la ocasión Rincón y el Gobierno acordaron quitar la suma urgencia al proyecto y dejarlo con urgencia simple, de manera que la Cámara tengan al menos un mes para debatirlo, un tiempo razonable al considerar que en el Senado la discusión se extendió por más de tres años.

La Comisión se reunirá todos los lunes y martes y se espera que el proyecto sea totalmente aprobada por la Cámara antes de fin de año.

¿Te interesa el contenido?