La ONU insta a Kirguistán a retirar su ley antigays

A mediados de este mes, el Parlamento de Kirguistán aprobó el proyecto de ley, a imagen de la ley antigays rusa, en una votación aplastante en su primera lectura.

Almazbek Atambayev y Vladimir PutinAlmazbek Atambayev, presidente de Kirguistán, y Vladimir Putin

La oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas ha instado a Kirguistán a que deseche el proyecto de ley que castiga la difusión de "propaganda homosexual" con hasta un año de cárcel.

"Todo el mundo tiene derecho a la igualdad ante la ley, sin discriminación alguna, y es la responsabilidad del Estado el proteger a todas las personas de la discriminación. Por ello, instamos a las autoridades a no aprobar esta ley", ha manifestado Ravina Shamdasani, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH).

Shamdasani dijo que el proyecto de ley viola los derechos humanos fundamentales, incluyendo los derechos a la libertad, a la seguridad, a la integridad física y a la libertad de expresión, de reunión y de asociación pacíficas. "Estos derechos están protegidos por los tratados de Derechos Humanos ratificados por Kirguistán", destacó.

La ONU ha expresado anteriormente su preocupación por la discriminación y la violencia contra las personas LGBTI en Kirguistán y la falta de una respuesta por parte de las autoridades. "El proyecto de ley se suma a esas preocupaciones y puede dar lugar a nuevas violaciónes", dijo Shamdasani.

Leyes similares en otros lugares han conducido a un aumento de los ataques y la discriminación contra las personas LGTB, en particular los niños y los jóvenes, además de conseguir efectos negativos en la respuesta de la sanidad pública ante las personas que viven con VIH y las nuevas infecciones.

¿Te interesa el contenido?