Las personas trans retrasan sus citas médicas para evitar la discriminación que sienten en consulta

Según un sondeo, elaborado por FELGTB, el 75% de estas personas considera que los profesionales sanitarios tienen un conocimiento “bajo” o “muy bajo” sobre su realidad. FELGTB ha desarrollado una campaña de sensibilización para ofrecer al personal sanitario sencillas pautas para disminuir determinadas discriminaciones en los centros de salud.

 

  

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) ha presentado este miércoles, en colaboración con Médicos del Mundo, los datos extraídos de una encuesta realizada a una muestra de personas trans de todo el territorio español que revela que casi el 50% de estas personas anula o retrasa sus citas médicas para evitar sentirse discriminadas en la consulta.

El sondeo, que se realizó entre una muestra que no llega a ser representativa, ofrece datos significativos sobre los obstáculos que estas personas afrontan cuando requieren servicios sanitarios: el 20% de las personas trans anula sus compromisos médicos por miedo a que se las llame por un nombre que no es el suyo, el 16% para evitar que se las falte al respecto y el 14% por temor a visibilizarse como personas trans en la consulta.

Y es que, según la encuesta, el 50% de estas personas han sufrido un trato discriminatorio en alguna ocasión al acudir a los servicios sanitarios, incluido un 16% que asegura sufrirlo siempre, o casi siempre.

Por otra parte, casi el 30% de las personas encuestadas afirmaron que ya no van al médico nunca o casi nunca y alegaron como motivo también el trato discriminatorio: no se sienten bien atendidas por la falta de formación del personal sanitario y reciben, en general, un trato que las hace sentirse incómodas.

Estos datos, junto al hecho de que casi el 70% de las personas encuestadas reconocieron que nunca habían hablado sobre su salud sexual y la prevención del VIH y otras ITS con el personal sanitario, revelan, según el secretario de organización de la FELGTB, Loren González, “que estamos ante una situación muy alarmante que hace imprescindible una mayor formación de los profesionales sanitarios”.

Y es que, según las respuestas obtenidas a través del sondeo, el 75% de las personas trans considera que el personal sanitario tiene un conocimiento “bajo” o “muy bajo” sobre su realidad.

Sensibilización, formación y cambios legislativos

“Evitar o reducir las discriminaciones en este ámbito es muchas veces tan fácil como dirigirse a la persona por el nombre con el que se identifica”, explica González. Por este motivo, con el fin de sensibilizar a la comunidad sanitaria y acercarla un poco más a la realidad de estas personas, FELGTB ha creado la campaña “Manual de instrucciones”. Se trata de una iniciativa que muestra, a través de una serie de vídeos, distintas situaciones a las que las personas trans se enfrentan habitualmente en los centros de salud y ofrece algunas sencillas pautas al personal sanitario para solventarlas. Link al vídeo

Además, FELGTB y Médicos del Mundo exigen que, de manera prioritaria, se forme a los profesionales sanitarios tanto del sector público, como del privado, sobre las especificidades de la realidad trans y que se modifique de forma urgente la Ley 3/2007, vigente en nuestro país y que sigue patologizando la realidad de estas personas. La normativa exige un diagnóstico médico de disforia de género para poder realizar un cambio registral de género, asi comohaber realizado dos años de tratamiento hormonal, ser una persona española y mayor de edad.

“El derecho de autodeterminación debe estar garantizado por la legislación española, tal y como indica el Parlamento Europeo. A día de hoy, solo está reconocido en algunas Comunidades Autónomas gracia a las legislaciones autonómicas que, además, no pueden ejercerlo sin la reforma de la Ley 3/2007, pero no podemos permitir que la ciudadanía tenga distintos derechos en función de donde resida. Necesitamos una ley estatal ya que garantice este derecho, así como la correcta atención sanitaria a estas personas”, apunta González.

Según Médicos del Mundo, “aunque hay comunidades como Madrid cuyas normativas suponen un salto cualitativo en el acceso al derecho a la salud de personas trans, la realidad es que existe un largo camino aún por recorrer en la práctica, ya que faltan recursos como formación a profesionales para que la normativa pueda ser una realidad”, concluye Ana Durán, coordinadora de Médicos del Mundo Madrid.

¿Te interesa el contenido?