No busques excusas para hacerte la prueba del VIH. El diagnóstico temprano salva vidas

Cesida

La infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un proceso de evolución crónica que, si no se trata, produce un deterioro del sistema inmunitario y con ello, la aparición de infecciones y enfermedades definitorias de sida. La infección aguda no siempre presenta síntomas, y en caso de que lo sea, éstos suelen pasar desapercibidos con frecuencia, por lo que el diagnóstico del VIH se puede llegar a realizar cuando ya existe un daño importante del sistema inmune y del sistema nervioso central, o se diagnostica simultáneamente la infección por el VIH y el SIDA.
Dentro de la European Testing Week y con motivo del Dia Internacional de la lucha contra el Sida, CESIDA, la coordinadora estatal, ha presentado la campaña “¿Cuáles son tus razones para no hacerte la prueba?”, una iniciativa en la que colaboran de forma desinteresada importantes figuras como Emma García, Eva Isanta y Agoney. Esta campaña multimedia de concienciación, que cuenta con el apoyo de Gilead, tiene como objetivo hacer hincapié en la importancia de saber nuestro estado serológico en relación a la infección por VIH. 
En los años 80 el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), se convirtió en uno de los mayores estigmas de la sociedad, cuando muchas personas murieron debido al síndrome de la inmunodeficiencia adquirida, SIDA. Sin tratamiento, el virus va deteriorando el sistema inmunitario del paciente, lo que conlleva la aparición de infecciones y, en los estadios más graves y avanzados, enfermedades definitorias del SIDA que pueden acabar con su vida. 
Emma García, la presentadora del programa de televisión Vivir la Vida, destaca que el “a mí no me va a pasar” no es una razón para no hacerse la prueba del VIH. Porque tengo una pareja estable, porque practico o no sexo, porque lo tengo todo controlado… no son razones que te salven de estar expuesto al VIH. “Me ha impactado que después de tantos años luchando y dándole visibilidad y siga habiendo 4000 casos al año. Antes se decía que había que utilizar el preservativo para no quedarse embarazada; ahora como hay otros métodos hay confusión, porque el único problema no es quedarse embarazada sino enfrentarse a otras enfermedades, como el VIH” apunta la presentadora.
El cantante Agoney, quién saltó a la fama al participar en la edición de 2017 de Operación Triunfo, explica las razones que le motivaron a hacer la prueba. “Creo que la gente joven no sabe mucho de estos temas y mi experiencia puede servir para que se animen a hacerse la prueba cuanto antes. Es lo mejor”, declara. En un momento determinado, el cantante se sintió muy expuesto por las infidelidades de una pareja y esta experiencia fue el detonante para hacerse la prueba, que afortunadamente resultó negativa al VIH. En este sentido, nos explica que “si te has infectado es mejor saberlo cuanto antes y poder tomarte el tratamiento adecuado, como con cualquier otra enfermedad”. 
Una idea que repite la actriz de La Que Se Avecina y jurado de Got Talent, Eva Isanta, quien nos comenta que “no hay que tener miedo a hacerse la prueba. El miedo hay que tenerlo a la falta de salud no a la prevención o al conocimiento de cómo afrontar lo que nos ocurre”.
Hacerse la prueba del VIH es algo rápido, indoloro, anónimo y confidencial, a través del estudio de una muestra de sangre o de saliva y, si no fuera necesario enviar las muestras al laboratorio, se pueden conocer los resultados en 20 minutos. En España existen muchos recursos que permiten realizar la prueba rápida del VIH, como por ejemplo ONGs, centros comunitarios, clínicas de salud sexual, centros de planificación familiar, farmacias, etc. 
Los avances de los últimos 30 años han conseguido que el virus pase de ser una enfermedad casi previsiblemente mortal, a una enfermedad crónica y que, una vez alcanzada la carga viral indetectable, reducen casi a cero el riesgo de poder infectar a otras personas.
A través de un vídeo en clave de humor, los tres protagonistas explican las razones más comunes de la población para no hacerse la prueba del VIH. Se trata de un proyecto que pretende acabar con los miedos y el desconocimiento sobre la enfermedad, abordando la indetectabilidad, la salud sexual y los diferentes grupos y comunidades más vulnerables a la infección.
 “Diagnosticar de forma precoz supone sin duda un beneficio para la salud individual, pero también para la salud pública, ya que las personas con VIH en tratamiento a las que no se les detecta el virus en sangre no transmiten el virus”, explica Ramón Espacio, presidente de CESIDA. Cualquier persona que esté en riesgo de contraer el VIH, bien por tener prácticas sexuales de riegos o bien porque se inyectan drogas, debe vigilar su estado serológico y realizar una prueba de forma regular cada seis meses. 
Independientemente del resultado, hacernos una prueba del VIH siempre ayudará y puede ser una oportunidad para detectar y puede ser una oportunidad para detectar y analizar otras infecciones de transmisión sexual como la gonorrea, clamidia, sífilis, hepatitis virales, etc. 

¿Te interesa el contenido?