Denuncian homofobia en un examen de un colegio de Chile

Estudiantes y familiares del Colegio Cumbres denunciaron que los docentes promueven en clases las terapias reparativas de la homosexualidad, procedimiento totalmente rechazado y condenado por los distintos organismos internacionales de la salud.

examen colegio cumbresUn usuario de las redes sociales denunció discriminación homofóbica en el Colegio Cumbres, aportando como antecedentes un examen que considera correcto calificar a la afirmación “Berta y Paula tienen una relación sentimental” como un “acto impuro que no debe cometerse, según el sexto mandamiento”.

En una carta dirigida a la directora del centro, Beatriz Moreno, el Movilh expresó “su preocupación porque en redes sociales está circulando” dicha prueba de religión que correspondería al Colegio Cumbres Femenino.

“Solicitamos a ustedes aclarar si esta prueba corresponde efectivamente a vuestro establecimiento, lo que de ser efectivo implicaría que se está ofendiendo a las personas en razón de su orientación sexual, igualando arbitraria e infundadamente a las relaciones entre dos mujeres o dos hombres a actos impuros”, dijo el Movilh.

Tras el envío de la carta, el Movilh recibió de parte de familiares y estudiantes del centro la confirmación de que la prueba donde se califica a la relación sentimental de dos mujeres como “actos impuros” es de este colegio y además denunciaron que los docentes promueven las terapias reparativas de la homosexualidad.

El Movimiento añadió que “la situación es mucho más grave, por cuanto el docente responsable de esta prueba ha afirmado que la homosexualidad es una enfermedad y ha señalado a los niños y niñas que conoce un psicólogo que ha curado a más de 100 homosexuales, según las denuncias efectuadas por familiares y alumnas a nuestra organización”.

Por lo expuesto, el Movilh envió una carta al Ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, para recordarle que en agosto pasado “se comprometió con nuestra organización a emitir un instructivo donde se instara a los colegios a adecuar todas sus prácticas o reglamentos a la Ley Zamudio. Dado que no hemos recibido más noticas de este compromiso, solicitamos la emisión en breve de este instructivo”.

En relación al Colegio Cumbres, el Movilh señaló al ministro que “esto no se trata de libertad de culto, ni de enseñanza. En ninguna parte la Biblia habla de relaciones sentimentales entre dos mujeres, ni menos sostiene que la homosexualidad sea una enfermedad”.

Añadió que “aquí literalmente, se está entregando información falsa a los menores de edad, en virtud de prejuicios de los adultos, dañando la dignidad de personas en razón de su orientación sexual o identidad de género. Imagine usted cómo se debe sentir un joven homosexual que estudia en el Colegio Cumbres”.

En la misiva el Movilh recordó que la Organización Mundial de la Salud ha sido enfática en señalar que todo intento de “cura” de la homosexualidad es una tortura. Por su lado la Organización Panamericana de la Salud (OPS) lanzó en 2012 el documento Curas para una enfermedad que no existen, donde llamó a los Estados a erradicar la promoción de las terapias reparativas de la homosexualidad y a denunciar y condenar este tipo de procedimientos.

“Igual de grave es que los estudiantes del colegio Cumbres se están viendo en la obligación de responder no en virtud de sus propias creencias para ser bien evaluados, sino en razón de los que docentes dicen es lo correcto, lo que altera la libertad de conciencia y es un boicot para pensamientos libres, situación que el Ministerio no puede, ni debe tolerar”. “Ninguna religión, ninguna creencia, ninguna ideología está por sobre la ley y los derechos humanos, siendo deber del Estado velar porque ello no sea violentado”, puntualizó la misiva enviada por el Movilh a Eyzaguirre.

¿Te interesa el contenido?