Asesinan a una mujer transexual tras lanzarle ácido a la cara

La joven de 26 años fue atacada durante la madrugada del pasado lunes en la población Pablo de Rokha, en Chile, por un hombre y una mujer, quienes aún están libres.

El activista gay del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) Rolando Jiménez, que acompañó a la familia durante el funeral de la joven, condenó este “lamentable y repudiable” suceso y relató que “durante el ataque el hombre lanzó acido en el rostro de Dila y luego la mujer le dio una puñalada en el pecho, falleciendo horas más tarde en el hospital de la comuna. Es una situación tan triste, como impactante por su violencia. Expresamos toda nuestra solidaridad a la familia”·.

Jiménez añadió que “si bien se está investigando el contexto del ataque, que la familia califica de transfóbico pues Dila había sido previamente objeto de burlas por su identidad de género en la población, para nosotros lo concreto es que las personas transexuales son especialmente vulnerables, más aún en espacios de pobreza o extrema pobreza”.

“Las personas trans son echadas de los colegios, no les dan trabajo, legalmente no pueden llamarse con el nombre que se identifican y gran parte termina ejerciendo el comercio sexual como mecanismo de sobrevivencia. Es por estas razones que para nosotros todo ataque a una persona trans, se explica, de una u otra manera por la vulnerabilidad extrema de este grupo humano”, han denunciado desde la organización LGTB.

El Movilh también agregó que “lanzar ácido en la cara de una persona, para luego matarla, es de una brutalidad extrema y una evidente muestra de la vulnerabilidad de la población transexual Por eso hemos estado acompañando a la familia desde ocurrido los hechos y estamos haciendo los contactos para que tengan la asesoría legal y psicológica adecuada de pate del Ministerio del Interior. En su población debe saber que la familia de Dila no esta sola”.

Jiménez terminó por llamar a “las policías y a las fiscalías a hacer su pega. Ya es demasiado cruel enterrar a tu hija en el primer día del año, teniendo la certeza que los asesinos deambulan cerca de tu casa. Esto es intolerable, un dolor extremo que nadie merece”.

¿Te interesa el contenido?