Denuncian a un colegio de Chile por aislar y amenazar a una alumna por su orientación sexual

La familia de un estudiante de 14 años denunció graves episodios de homofobia en una escuela de Chile después de que el centro impidiera a la adolescente juntarse con otros alumnos y la amenazaran.

Después de saber que la alumna se juntaba con una niña del mismo sexo, los responsables de la Escuela El Porvenir de Zapallar, en la provincia chilena Curicó, en el centro del país, le impidió juntarse con otros estudiantes, jugar fútbol e ir al baño en horario de clases, además de amenazarla con represalias.

Los problemas comenzaron el pasado 6 de junio, cuando “en un acto totalmente ilegítimo” –según califican la familia de la joven–, la directora del establecimiento interrogó a la alumna en la Sala de Profesores para conocer el motivo de los acercamientos con otra estudiante.

Melisa Manfredi, abogada del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), entidad que ha ofrecido su apoyo a la familia, precisó que la directora impartió “una serie de prohibiciones a la alumna, entre esas no poder juntarse con otros niños del curso, no jugar fútbol porque los niños “podrían pensar que es hombre” y no ir al baño durante el horario de clases”.

Acto seguido, la directora indicó a la niña que si no respetaba tales las prohibiciones “no podría continuar asistiendo a la escuela. Además amenazó a la estudiante con que si intentaba ligar, sería golpeada y enviada a un hogar para menores de edad”, denunció Manfredi.

La familia de la joven también acusa a una profesora de educación por física “por emitir comentarios que la han menoscabado y humillado en razón de su orientación sexual”.

Producto de este acoso, la joven padece descompensación anímica, con la consiguiente bajada de su rendimiento y aislamiento social. “Hace semanas solicitamos explicaciones al colegio y hasta ahora no han respondido. Los padres denunciaron el caso ante la Superintendencia de Educación, sin obtener respuesta aún. La chica está en una vulnerabilidad extrema e injusta”, dijo Manfredi

“Los acosos llegan a tal nivel, que hace pocos días la niña encontró en la sala de clases un papel donde aparecía su nombre seguido del vocablo “lesbiana”. Esto es dramático”, dijo Manfredi.

La abogada anunció que la familia insistirá ante la Superintedencia con la denuncia, al tiempo que evaluará acciones legales contra todos los que resulten responsables

¿Te interesa el contenido?