"No podrían ser mejores padres", las palabras de un niño de 12 años sobre sus padres adoptivos gays

Thomas, un niño británico de 12 años adoptado por una pareja gay, ha agradecido a su familia "perfecta" que lo acogieran tras vivir aislado y "encerrado" por sus propios padres biológicos. El chico y sus padres han querido así fomentar la adopción por parte de personas LGTB, ya que la experiencia es "muy positiva".

Cuando Thomas (su auténtico nombre ha sido cambiado para proteger al menor) fue dado en adopción, jamás imaginó que recaería en la familia “perfecta”. La policía de Essex, en Inglaterra, rescató al niño de su hogar siendo muy pequeño, cuando recibieron informes de que sus padres lo dejaban continuamente solo en casa y que incluso vivía “encerrado” en el piso de arriba de la casa “en condiciones muy malas”, según recoge el Daily Mail.

La incertidumbre y el nerviosismo llegaron a la vida de Thomas al ingresar en un orfanato. “Al principio estaba un poco nervioso y triste por haber dejado a mi familia biológica, pero después de eso estuve bien y pensé que mis padres eran geniales”, declaró Thomas, quien añadió que "no podrían ser mejores padres y todo funciona a la perfección".

En un evento celebrado durante una semana monográfica sobre la adopción y la crianza por familias homoparentales en Reino Unido, los padres de Thomas admitieron que inicialmente les preocupaba que ser homosexuales pudiera exponer a su hijo al acoso y al bullying, pero la buena experiencia los sorprendió "gratamente". "La adopción es un viaje maravilloso y debe ser compartida por mucha más gente", afirmaron.

Las adopciones por parte de personas homosexuales han aumentado de forma constante desde que la Ley de adopción de 2002 hiciera posible por primera vez que estas personas pudieran optar a la adopción. Los números han aumentado aún más desde que se introdujo el matrimonio entre personas del mismo sexo hace tres años.

¿Te interesa el contenido?