Fundación Triángulo Andalucía exige rigor en las informaciones sobre la muerte de dos hombres en Córdoba

  • “Crimen pasional”, “Doble Crimen”, “Doble asesinato” son algunas de las expresiones incorrectamente utilizadas.
  • “La violencia entre dos personas nunca puede ser pasional, no hay amor en ella ni lo puede haber”.

El crimen se descubrió el domingo 15 de abril tras ser encontrados los cuerpos sin vida dos hombres en un coche y publicarse que indiciariamente sería un asesinato de uno de ellos por el otro y un posterior suicidio del asesino. La investigación está abierta y es fase de secreto de sumario.

La Fundación Triángulo Andalucía primero quiere expresar a las familias su pésame a las familias de los dos hombres muertos el pasado fin de semana y que mantenían una relación personal, indiciariamente uno de ellos por asesinato y el segundo por suicidio.

La entidad es prudente a la hora de calificar los hechos acaecidos y es partidaria de esperar a la investigación policial. Pero dadas las informaciones que están circulando se ve obligada a expresar su disconformidad con el tratamiento informativo.

Por un lado debemos decir que no se trata de un “crimen pasional”. La pasión se define como a una relación “especialmente amorosa”. “No hay nada de amor en un asesinato, ni lo puede haber y hablar de pasión es una forma de justificar la violencia que pensábamos se había desterrado de nuestro país”, afirma Raúl González presidente de la Fundación Triángulo Andalucía en alusión a la violencia ejercida entre un hombre y una mujer y que antiguamente se consideraba “crimen pasional” también.

Por otro lado, el tratar a la víctima al mismo nivel que al asesino se falta a la justicia y se falta también al dolor de la familia que ha perdido a su hijo tras ser asesinado. Algunas informaciones incluso hablan de una “pelea” entre ambos, pero la evidencias publicadas como la de estar cerrado el garaje con llave por dentro o el mismo hecho de portar un cuchillo parece que debería tener relevancia la premeditación por lo cual no se puede tener la equidistancia de hablar de pelea.
Esto nunca nos lo hubiéramos permitido en un crimen entre un hombre y una mujer y los medios deberían preguntarse por qué están recuperando un lenguaje de principios de los años 90.

“La violencia entre dos personas del mismo sexo existe, no queremos entrar en qué adjetivo le damos a esta violencia, la violencia es violencia y debemos seguir trabajando por una sociedad sin violencia y los medios deben de tener la responsabilidad de trabajar los conceptos antes de dar sus titulares. En este caso han hecho dejación de su responsabilidad social”, apostilla el Presidente.

¿Te interesa el contenido?