Denuncian dos agresiones a gais en el Orgullo de La Rioja

“Empezaron a decir: «Joder, ya están los maricones por aquí con las banderas», mientras se reían y soltaban comentarios del tipo «puff que asco». Tengo 16 años”.

La primera de las agresiones se produjo el 18 de junio en el Parque del Ebro de Logroño donde un chico transexual junto a una amiga relata a la Marea Arcoíris que “un grupo de chavales que estaban jugando al futbol, se me acercaron me pidieron tabaco y mientras tanto, me dijeron que si era chico o chica; y les dije que chico, comentaron lo de las uñas pintadas y yo hice como siempre, decir que sí a todo e intentar pasar de la situación con una sonrisa. Total, que una vez que cogieron lo que querían uno de ellos me dijo: gracias guapa; yo pasé, y volví con mi amiga a sentarme. Luego vino otro chaval a pedir y dije que no tenía nada, mi amiga le gritó que no, que se fueran y que no fueran pesados (yo ni me giraba, no era capaz de defenderme tampoco), al final volvió el mismo que me había llamado guapa y empezó a gritarme: ¡chica!”.

La segunda agresión se produjo el día 23 después de la manifestación del Orgullo LGTBI donde nos comunican que “después de la manifestación del Orgullo estaba volviendo a casa con mi novio y ambos llevábamos aún las banderas puestas (yo la trans y el la arcoíris) y un grupo de chavales  de entre 17 y 25 años se nos acercaron y empezaron a decir: «joder, ya están los maricones por aquí con las banderas», mientras se reían y soltaban comentarios del tipo «puff qué asco». Tengo 16 años”.

En lo que va de año ya son 9 agresiones en Logroño a personas LGTBI.

Aunque en estas ocasiones no se han producido agresiones físicas y sólo fueron verbales, este tipo de actuaciones impiden vivir la diversidad afectivo sexual de manera plena en las calles de Logroño.

Para la Asociación Marea Arcoíris las agresiones LGTBIfóbicas se siguen produciendo con absoluta sensación de impunidad y es algo contra lo que se debe luchar con contundencia.

"Un total de nueve agresiones durante el 2018 contabilizadas por Marea Arcoíris, deben hacer reflexionar al Ayuntamiento de Logroño y al Gobierno de La Rioja y se pongan a realizar políticas hacia la diversidad afectivo sexual, mucho más amplias que una simple foto el Día del Orgullo LGTBI", han afirmado desde la organización riojana.

¿Qué hacer ante una agresión LGTB?

Lo primero, llamar a la Policía por si el agresor está en las inmediaciones; y luego contactar con nuestra asociación para dar asesoramiento y acompañamiento. Es importante denunciar cualquier agresión para que no queden impunes sus agresores; ya que como sociedad no podemos consentir que nadie violente a otra por sentirse, amar o querer diferente.

Es necesario transmitir que la agresión no es culpa de quien la sufre y las organizaciones LGTB, como la Marea Arcoíris, están para ayudar, aconsejar y apoyar en todo lo que podamos. Siempre es más fácil tener un primer contacto de igual a igual después de una situación así. El objetivo es reparar el daño causado y que en un tiempo esa posible decir que todo este odio ha quedado atrás y que por fin se ha conseguido la igualdad social, "que a la vista está que queda mucho camino por recorrer", han declarado desde la entidad LGTB.

¿Te interesa el contenido?