Archivada la denuncia por violencia doméstica contra el exjefe de la Oficina de Violencia de Género de Alicante

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Alicante ha sobreseído la causa contra el exjefe de la Oficina de Violencia de Género de Alicante por un presunto caso de malos tratos en el ámbito familiar.

manuel aviles24/10/2012 - María José Barco | Manuel Avilés, exjefe de la Oficina de Violencia de Género de Alicante y también exdirector de las cárceles de Picassent y Palma de Mallorca, fue denunciado por su mujer por malos tratos a raíz del anuncio de él de presentar una demanda de divorcio.

Según Avilés, comunicó a su esposa "hace un año su intención de divorciarse de ella, por imposibilidad de continuar su relación", pero nunca llegaron a un acuerdo. Siguiendo su relato, su mujer le amenazó con que, si se divorciaba de ella, "le arruinaría la vida denunciándole por malos tratos, que es donde más daño le puede hacer, arruinando su trabajo y toda su posición".

La guardia civil se personó ante él y le leyeron sus derechos como "persona imputada no detenida", por lo que nunca fue arrestado, como erróneamente fue publicado en diversos medios.

Manuel Avilés es funcionario de Instituciones Penitenciarias, donde ha desarrollado cargos relevantes. En este departamento entabló una estrecha amistad con los exministros del Interior, Alberto Belloch y Antoni Asunción.

A principios de los años 90, fue propuesto director de la cárcel de Nanclares de Oca (Álava), un cargo que el hizo tomar contacto con la realidad del colectivo de ETA.

En el año 2006, puso en marcha la unidad penitenciaria de coordinación institucional, encargada de llevar el control de los condenados por violencia de género. Avilés abandonó dicho cargo al ser nombrado director de la cárcel de Palma de Mallorca, durante la segunda legislatura de Zapatero.

El pasado mes de mayo regresaba a Alicante para desempeñar un nuevo cargo en las dependencias del Ministerio en la Avenida de Orihuela.

Avilés ha publicado 6 libros, en los que deja constancia de su experiencia profesional, tales como Delitos y Delicuentes, Criminalidad organizada: los movimientos terroristas o Testigo incómodo, entre otros. Además, ha concedido ponencias en diferentes instituciones.

Sin embargo, hemos obtenido información sobre su participación en un curso de violencia de género impartido en la UNED de las Islas Baleares el año pasado. A través de las cartas de los lectores enviadas a Menorca.info, hemos encontrado críticas hacia su ponencia en las que los asistentes a la conferencia de Avilés sostienen que banalizó el conflicto de las víctimas de la violencia de género, y que incluso llegó a "soltar discursos en los que simplificaba la solución a sus problemas argumentando que si les pegaban o las humillaban, 'que se separasen' y ya está". También afirman que "en varias ocasiones tuvimos la sensación de que se culpabilizaba a la víctima y se victimizaba al agresor".

¿Te interesa el contenido?