Los Boy Scouts de América prohíben en sus filas a líderes adultos gays

Los jóvenes homosexuales norteamericanos serán bienvenidos en la organización, mientras que los adultos no disfrutarán de los mismos derechos.

boy scouts of america25/05/2013 - Mª Jesús Romero Más del 61% de aproximadamente 1.400 delegados del consejo nacional de la BSA (Boy Scouts of America), votó a favor del progreso y la tolerancia en la reunión anual de Texas. Fueron los suficientes votos y con el peso necesario, para conseguir ponerle fin a una norma que durante décadas prohibía la homosexualidad abierta en el movimiento. Sin embargo, aunque se ha aprobado el permiso de ingreso para jóvenes homosexuales, para los adultos no ha corrido la misma suerte en vista de que la prohibición de contar con líderes adultos gay sigue vigente.

La resolución, aprobada durante la reunión de la BSA en un Centro de Convenciones en Grapevine, en las afueras de Fort Worth, entrará en vigor el 1 de enero de 2014.

"Los Boy Scouts of America no sacrificarán su misión, o a los jóvenes atendidos por el movimiento, permitiendo que la organización sea consumida por una sola cuestión, divisiva y sin resolver, de la sociedad", alegó la BSA en un comunicado en el que además añadía que a "ningún joven se le puede negar la participación en los Boy Scouts of America únicamente en base a su orientación o preferencia sexual".

Ha sido una victoria "histórica para los jóvenes gay del país" y para la Alianza Gay y Lésbica contra la difamación (GLAAD, por su sigla en inglés) que hizo campaña para el levantamiento de la prohibición. Sin embargo, la organización puntualizó que la decisión actualizó "normas de membresía" de la BSA, pero reafirmó normas existentes para los líderes scouts adultos.

La conocida institución que guarda estrechos vínculos con el núcleo conservador y religioso de EEUU, cuenta con 2'6 millones de niños en calidad de miembros, ya que la organización femenina Girl Scouts es completamente independiente de la centenaria fundación.

Aunque los Boy Scouts han evolucionado desde que la Corte Suprema se decantase en el 2000, por apoyar a la Institución en la prohibición de que sus miembros fueran abiertamente homosexuales, debido a su condición de organización privada de libre asociación, aún quedan cabos sueltos y temas que resolver.

Ante la negativa del ingreso de los líderes gay, la Alianza Gay y Lésbica creen que el paso que se ha dado no tardará en conducir al siguiente, lo cual significa que "la prohibición de los adultos también caerá inevitablemente".

¿Te interesa el contenido?