Uganda juzga a un británico por mantener relaciones sexuales con otro hombre

Bernard Randall, de 65 años, se enfrenta a dos años de prisión tras hacerse pública esta relación. Uganda considera la homosexualidad un "crimen" que llega a castigarse con la muerte.

14/11/2013- Marcos Fernández Un jubilado británico está viviendo un calvario en Uganda por su homosexualidad. Los problemas para este ciudadano europeo comenzaron cuando la Policía encontró en su ordenador personal imágenes suyas manteniendo sexo con otro hombre. Ahora, Bernard Randall, de 65 años, podría tener que hacer frente a una pena de dos años de cárcel por estas "publicaciones obscenas", según la justicia ugandesa.

El acusado se defiende y acusa a los agentes de haber violado su privacidad, ya que "robaron" su portátil y examinaron todos sus documentos, entre los que hallaron fotografías y vídeos homosexuales que, posteriormente, han saltado a la prensa del país que cubre información de este tipo.

Randall asegura que tiene pánico ante el juicio al que se tiene que enfrentar porque Uganda considera la homosexualidad un "crimen" hasta el punto de que actos similares han llegado a costar la vida a algunos activistas. Uno de ellos es David Kato, que murió en 2011 a las afueras de Kampala condenado por un acto similar. Fue la prensa la que delató a este hombre publicando una fotografía suya manteniendo sexo con otro hombre y pidiendo que fuera ahorcado.

El otro hombre con quien este ciudadano británico habría mantenido relaciones sexuales ha negado los hechos para evitar la prisión, una pena que podría ascender a siete años de prisión con la mente puesta en otros ugandeses que han pasado por la misma situación.

Hasta el próximo 18 de noviembre todavía queda margen de maniobra para Bernard Randall, que cuenta con el apoyo de la población del país. Asegura que los ugandeses son gente amable que nada tiene que ver con las leyes que rigen en este país africano independientemente de que sean o no homosexuales, porque "la vida de cada cual es suya y hace con ella lo que le da la gana".

En Reino Unido, el actor y escrito Stephen Fry ha lanzado una campaña en redes sociales para presionar a Uganda a dejar libre a su compatriota y que este puede regresar felizmente a su país.

¿Te interesa el contenido?