Párroco de Pennsylvania, condenado por oficiar una boda entre homosexuales

El religioso está a la espera de que el jurado decida cual será su sentencia condenadora, que podría ir desde una simple amonestación a la inhabilitación para ejercer como pastor de congregaciones metodistas.

Frank SchaeferEl párroco de Pennsylvania acusado de oficiar el enlace matrimonial de una pareja homosexual fue declarado culpable en el juicio que fue celebrado el pasado lunes. El caso reavivó el debate sobre la política de aceptación del matrimonio igualitario en el seno de la religión metodista.

El reverendo, Frank Schaefer, ha declarado en todo momento que seguía el mandamiento de Dios para servir a todos, aunque supusiese desobedecer el Libro Metodista de Disciplina. "Podría no haber perdido mi pureza de ritual pero sentía que estaba estaba obedeciendo el mandato de Dios para servir a todo el mundo".

El juicio metodista se asemeja a los juicios convencionales, con el abogado de cada una de las partes, un juez y un jurado , los discursos de apertura y los argumentos de cierre, y el testimonio y la evidencia. El reverendo puede apelar una condena, pero la acusación no puede interponer una sentencia absolutoria.

Schaefer se enfrenta a penas que podría ir desde una simple amonestación hasta la pérdida indefinida de las credenciales como ministro metodista. El jurado se deberá reunir para concluir el juicio con la fase de sentencia.

¿Te interesa el contenido?