Alan Turing: ¿suicidio o asesinato?

Considerado uno de los padres de la ciencia de la computación, Alan Turing (1912-1954), o más bien su memoria, ha sido rehabilitada por el gobierno británico tras ser defenestrado al olvido durante décadas por su condición de homosexual.

Alan Turing, homosexual30/10/2011 - Carlos Lecuona Desde niño, esta genial figura de la ciencia comenzó a destacar. Con tan solo seis años sus profesores ya daban cuenta de sus dotes intelectuales, sobre todo en el ámbito de las matemáticas. Conforme avanzó su escolaridad comenzó a entrar en contacto con distintas teorías científicas, entre ellas las teorías de Einstein, que no solo comprendió sino que infirió la crítica de éste a las Leyes de Newton.

Tras su ingreso en el King’s College de la Universidad de Cambridge, donde conoció a profesores de la talla del catedrático Godfrey Harold Hardy, y finalizados sus estudios, entró a formar parte en 1935 del profesorado de esta solemne institución. Fue en esta etapa en la que comenzó a desarrollar sus trabajos sobre lenguaje computacional, acuñando términos como el de hipercomputación. De hecho, en 1938 se doctoró en Princeton en esta disciplina.

La puesta en práctica de todos sus estudios sobre computación y criptología llegó en septiembre de 1940, cuando iniciada la Segunda Guerra Mundial fue llamado a filas por la Escuela Gubernamental de Codificación y Descodificación para descifrar los mensajes secretos del bando enemigo (Alemania, Italia y Japón). Este momento supuso un reto para el joven Turing, que desarrolló un complejo sistema de codificación para el gobierno británico y, a la vez, junto a un equipo, se encargaba de descodificar los códigos enemigos intentando fabricar una réplica de la máquina Enigma, utilizada por los alemanes para codificar sus mensajes. Llegaron a descifrar casi por completo el código alemán, utilizando el gobierno esta información  para causar el mayor daño posible a las hordas de Hitler.

Finalizada la contienda, Turing continuó desarrollando máquinas de codificación, consideradas por él como unos cerebros primitivos. De hecho, en 1948 se trasladó a la Universidad de Manchester, donde construyó el primer computador con un programa almacenado electrónicamente, ofreciendo a Gran Bretaña las computadoras más avanzadas del mundo. Todo este éxito profesional no se extrapoló al ámbito sentimental. Alan Turing, que podría entrar dentro de lo que se denomina “cáscara amarga”, vio truncada su carrera profesional justamente por su condición sexual.

En 1952, tras un incidente de allanamiento de morada en su domicilio, acudió a la policía a denunciar. En las investigaciones, Turing reconoció su homosexualidad por lo que fue imputado de los cargos de “indecencia grave y perversión sexual”. Tras el juicio, en el que no se defendió, resultó condenado por dichos delitos a pena de prisión o castración química. Turing optó por la segunda opción, sometiéndose a un tratamiento hormonal de estrógenos que a parte de la libido afectó a su cuerpo, con un notable aumento de peso y apareciéndole pechos. Dos años después falleció víctima de un envenenamiento por cianuro tras la ingesta de una manzana envenenada.

Muchas son las especulaciones en torno a su muerte, ¿suicidio o asesinato? Lo que sí ha quedado claro es que el desprecio a una persona por su condición sexual es intolerable, por lo que el gobierno británico, encabezado por Gordon Brown, emitió un comunicado en septiembre de 2009 pidiendo disculpas en nombre del gobierno británico por el trato que recibió Alan Turing en los últimos años de su vida.

Posible película con Leonardo Dicaprio

Leonardo DiCaprio podría interpretar a Alan Turing en la película producida por la Warner Bros que según su guión que se titula 'The Imatation Game', según pública la web alt1040.com

El guión está centrado en la participación del genio Alan Turing en el equipo que descifró el código de la máquina alemana Enigma durante la II Guerra Mundial. El guionista es el joven Graham Moore, quien hace poco publicó su primera novela de ficción llamada The Sherlockian, dedicada a Arthur Conan Doyle.

Leonardo DiCaprio ocupará un papel estelar que interpretará a Alan Turing resolviendo códigos de manera casi sobrenatural, corriendo por las calles de Londres, bajando por los pasillos de algún barco de guerra inglés, atrapado por alemanes malos-malísimos con acento sobre actuado, en amoríos ligeros con alguna chica.

¿Te interesa el contenido?