Arremeter contra las personas homosexuales en una misa "no es discriminatorio"

La Audiencia de Madrid desestima un recurso que pedía una condena contra el obispo por "provocar la discriminación" en una homilía que tuvo lugar en Semana Santa de 2012.

reig plaLa Audiencia Provincial de Madrid considera que el obispo de Alcalá y anterior obispo de la Diócesis de Cartagena, Juan Antonio Reig Plá, ejerció su derecho a la libertad ideológica, religiosa y de opinión al criticar la homosexualidad durante una homilía oficiada en 2012, que suscitó una gran polémica al considerarse homófobas sus palabras. De esta manera, el tribunal madrileño desestima el recurso de apelación que el partido Soberanía de la Razón, que preside el abogado murciano José Luis Mazón, interpuso contra la decisión del Juzgado de Instrucción número 6 de Alcalá de archivar la querella presentada contra el prelado por considerar que no constituyó la comisión de un delito de provocación a la discriminación del colectivo gay.

La homilía del obispo de Alcalá en la que arremetió contra la homosexualidad y el aborto se produjo el 7 de abril de 2012 con motivo de los oficios de Viernes Santo durante una ceremonia religiosa que fue difundida en directo por televisión.

"Quisiera decir una palabra –dijo Reig Plá– a aquellas personas llevados por tantas ideologías que acaban por no orientar bien lo que es la sexualidad humana. Piensan ya desde niños que tienen atracción hacia las personas de su mismo sexo y, a veces, para comprobarlo se corrompen y se prostituyen o van a clubs de hombres nocturnos. Os aseguro que encuentran el infierno".

Además de las denuncias públicas que suscitaron estas palabras en partidos políticos y colectivos de gais y lesbianas, Mazón denunció al obispo al entender que cometió un delito de provocación a la discriminación del artículo 510.2 del Código Penal. Sin embargo, al igual que hizo el Juzgado de Instrucción, la sección número 23 de la Audiencia Provincial de Madrid ha considerado que las palabras pronunciadas por el obispo denunciado no suponen la comisión de delito porque "no contienen incitación alguna al odio, a la discriminación o a la violencia contra los homosexuales, que es el grupo al que se refiere, sino que se limitan a poner de manifiesto las ideas de Monseñor Reig Plá sobre las personas de esa orientación sexual".

"La libertad religiosa no puede ser por más tiempo excusa para fomentar un discurso del odio"

La Confederación Española LGBT COLEGAS lamenta profundamente que una vez más la Justicia española no vea delito en declaraciones denigratorias contra los homosexuales o sus uniones realizadas por varias personalidades de la jerarquía católica.

Según la Justicia, las palabras del obispo "no contienen incitación alguna al odio, a la discriminación o a la violencia contra los homosexuales", y “se limitó a ejercer su libertad ideológica, religiosa y de opinión de forma pública, sin que en sus expresiones existiera una incitación a ejercer violencia, odio o discriminación sobre el colectivo gay".

“Señor Obispo, si su 'infierno' es una sociedad tolerante y respetuosa con la diversidad, preferimos mil veces ese infierno que a un 'cielo' carente de respeto y amor al prójimo. Le recuerdo que Jesucristo nunca dijo una palabra contra la homosexualidad o los homosexuales, y si habló de un Dios de Amor, Misericordia y Comprensión para sus hijos, a los que nunca abandonaría o rechazaría o mandaría a 'su' infierno”, ha declarado Paco Ramírez, presidente de COLEGAS.

“Hay que acabar de una vez por todas con la impunidad de declaraciones denigratorias hacia los homosexuales y sus uniones, realizadas por parte de ciertos miembros de la Jerarquía Católica y desde otros estamentos ultraconservadores. La libertad religiosa o de expresión no puede ser por más tiempo excusa para fomentar un discurso del odio, que genera mucho sufrimiento para muchos creyentes homosexuales y que da alas y refuerza la intolerancia de una muy pequeña parte de la sociedad española”, ha declarado Paco Ramírez, presidente de COLEGAS.

“Hay que acabar con los refugios legales de la intolerancia y la discriminación en España. La falta de una ley que castigue la discriminación motivada por el odio, ya sea homofobia, xenofobia, racismo, antisemitismo, etc... está logrando que muchos delitos de discurso de odio queden impunes. Es necesario una urgente Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación que regule este tipo de delitos en nuestro país, ante la ambigüedad y el vacío legal existente en este momento en nuestro país”, ha declarado Paco Ramírez.

¿Te interesa el contenido?