Profesor de un colegio religioso grabó a sus jefes para demostrar que le expulsaron por ser gay

El centro le había contratado por su alto nivel de inglés. Luego resultó que tras cinco años impartiendo clases de manera normal, este criterio cambió y lo consideraron insuficiente. La dirección le dijo que debía irse.

colegio divina pastora homofoboVicente Ramírez trabaja como profesor en un colegio religioso de la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda. A finales de 2013 la dirección del ‘Colegio Calasancio Hijas de la Divina Pastora’ no le renovó el contrato. Se da la circunstancia de que a Ramírez este colegio de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) lo había contratado por su alto nivel de inglés. Luego resultó que tras cinco años impartiendo clases de manera normal, este criterio cambió y lo consideraron insuficiente. La dirección le dijo que debía irse. Él está seguro que las motivaciones se basan en que su condición sexual pues es gay.

Discriminado por ser gay
Ramírez desde entonces comenzó una lucha personal ante los tribunales al entender que la rescisión del contrato laboral se basaba en su condición de homosexual. Entendió y entiende Vicente Ramírez que se había incurrido en una vulneración flagrante de sus derechos como persona y trabajador. Lo cierto es que desde 2010 la dirección del colegio conocía que era el profesor gay y no había sucedido ningún problema por ello.

Ramírez vislumbró un rayo de esperanza cuando conoció la postura de la Fiscalía del Estado en su caso. Esta le daba le daba la razón al profesor además de que reconocía en su escrito remitido al juzgado una posible vulneración de los derechos fundamentales de Ramírez y proponía su readmisión en el colegio.

La juez falla en su contra
Sin embargo el jarro de agua fría vino cuando posteriormente, tan solo 24 horas después, el Juzgado de lo Social 3 de Jerez desestimaba la demanda del profesor en contra de la petición clara de la Fiscalía. Se da la circunstancia de que la revista Interviú ha publicado algunas conversaciones que el profesor pudo grabar con responsables religiosos del centro y que mostrarían a las claras el rechazo del centro a que profesores gays impartan clase.

Según informa la Fundación Triángulo y Sanlucardigital basándose en las grabaciones realizadas por el profesor y publicadas por Interviu, en estas pruebas sonoras aportadas al proceso judicial, la directora del centro hace afirmaciones tales como que “los niños con esa tendencia les ha costado estar aquí, la comunidad reacciona bastante mal”, “valoro tu forma de trabajar pero no me puedo dejar llevar por ello” o “ser gay molesta“. Estas pruebas no fueron aceptadas por la Consejería de Eduación, que además realizó un informe “poco contrastado” en el que la jueza basó su decisión, según denunció el abogado de la defensa en Interviú. La revista revela esta semana en un reportaje de 5 páginas el contenido de las pruebas aportadas por el profesor al juicio contra el Colegio Divina Pastora por supuesta discriminación por orientación sexual.

Grabaciones al párroco: “El obispo de Jerez es un kiko ultrafundamentalista”
Otras grabaciones también recogen frases del párroco del colegio como que “la relación natural es hombre-mujer”, “la solución es la amistad y la castidad”, “el opus te ha hecho la puñeta, a esta mujer (a la religiosa) le han ido a quejarse durante 5 años ciertas familias, que incluso han quitado a sus hijos del colegio por ti, que lo sé yo”, “no acudas al obispo (al de Jerez), es un kiko ultrafundamentalista que te va a hacer más daño del que te han hecho”.

¿Te interesa el contenido?