Una pareja gay es agredida en una playa de Almería

Cuando se disponían a ir a bañarse, dos hombres, padre e hijo, se abalanzaron al grito de“¡Ni un paso más, maricones!", y otras frases como “¡Maricones!, ¡dales caña a esos cerdos!'", les gritaron mientras les agredían.

Este sábado, durante el Día Internacional del Orgullo LGBT, la pareja formada por Ricardo, de 68 años, y Luis Guillermo, de 54, decidieron ir a la playa de Torre García, en el Parque Natural de Cabo de Gata.

La pareja se encontraba practicando nudismo en una playa donde, en sus dos kilómetros de extensión, nudistas y bañistas vestidos se entremezclan normalmente en un clima de respeto y normalidad. Cuando se disponían a a bañarse, dos hombres, padre e hijo, les salieron al paso y les impidieron avanzar: "¡Ni un paso más, maricones!", les gritaron.

"Estaban en un grupo familiar, con niños, y vinieron corriendo como dos energúmenos", cuenta Ricardo. "Les dijimos que la playa es de todos y que, si no les gustaba, que se fueran a otro sitio, entonces el joven [de unos 25 años] me arreó un hostión que me tumbó", añade. Ricardo padece esclerosis múltiple y un herpes zóster desde hace siete años, que le afecta a los nervios del lado izquierdo de la cara, donde fue golpeado, produciéndole fuertes dolores. "Fue claramente un ataque homófobo, no estábamos haciendo nada malo ni escandaloso, somos personas formales. Además de eso, no tuvieron respeto por nada, se nota que soy una persona con discapacidad, más si voy desnudo, y que tengo casi 70 años", lamenta con indignación.

"Mientras estaba en el suelo, el tío más joven me dio patadas y su padre le incitaba: '¡Maricones!, ¡dales castaña a esos cerdos!'", relata Ricardo. Su pareja intentó interponerse y frenar a los agresores, pero también fue golpeado por el joven, que le abrió una herida en la cara por la que ha necesitado cuatro puntos de sutura.

La pareja fue auxiliada por varias personas que se encontraban en la playa y que increparon a los agresores por lo que estaban haciendo. Un matrimonio que se encontraba en el lugar alertó a la Policía y llamó a una ambulancia, cuyos enfermeros curaron a Luis de sus heridas. Según cuenta Ricardo, que está tomando tranquilizantes tras el ataque, la Policía, ya en el lugar de los hechos, tomó declaración a los agresores. "Los que nos fuimos al hospital fuimos nosotros, ellos se quedaron en la playa tan tranquilos", lamenta.

Tras ir al Hospital de El Toyo, en Retamar, para pedir un parte de lesiones, se dirigieron a la comisaría para denunciar el ataque. "Mañana tenemos cita con el forense para que testifique los daños en un informe al juez", explica Ricardo, quien añade que "no es solo el daño físico, que también, sino el sentimiento que se te queda por la violencia y, sobre todo, por la humillación. Espero que no se vayan de rositas"

 

COLEGA-ALMERÍA condena esta agresión homófoba 

“Desde COLEGA-ALMERIA condenamos esta brutal agresión homófoba que no hace más que confirmar lo que exigimos ayer desde nuestra asociación a las Administraciones públicas y a la sociedad almeriense:más respeto a la Diversidad sexual. No todo está conseguido y aún hay que seguir perseverando en la sensibilización y en la lucha contra la homofobia y transfobia en la ciudad y provincia de Almería” señala Antonio Ferre, presidente de COLEGA-ALMERÍA.

Según un reciente informe del Ministerio de Interior de España, en 2013 se produjeron 1.172 ataques, la mayoría motivados por la orientación sexual o identidad de género (452 casos) o el origen racial (381) de las víctimas. Andalucía, Cataluña y Madrid encabezan estas estadísticas con 299, 188 y 136 casos respectivamente.

“Según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA), entre el 60% y el 90% de las víctimas de delitos motivados por sentimientos de odio no denuncian su caso. La sensación, muy justificada, de que la mayoría de los delitos queda impune o recibe penas mínimas, es uno de los principales motivos de la falta de denuncias”, estima Antonio Ferre.

“Desde COLEGA-ALMERÍA valoramos que se denuncien públicamente estos hechos de ataque a la integridad personal y más por cuestión de la falta de respeto a la libertad por orientación sexual. Creemos que tras las últimas sentencias, muchas de ellas archivadas y otras con condenas irrisorias, en cuanto a agresiones a personas homosexuales y transexuales, las leyes actuales para perseguir los delitos de odio son muy ambiguas actualmente y reiteramos nuestra petición una vez más al Gobierno de España una urgente Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación que regule legalmente la discriminación ejercida contra colectivos menospreciados y discriminados socialmente”, ha declarado Antonio Ferre.

¿Te interesa el contenido?